En esta sección

Estenosis aórtica en niños

Aspectos generales

La estenosis aórtica es una enfermedad en la que una válvula del corazón del niño es demasiado estrecha o se encuentra obstruida. La válvula aórtica es 1 de las 4 válvulas cardíacas que mantienen el flujo de sangre dentro del corazón. Las válvulas aseguran que la sangre circule en una sola dirección. La válvula aórtica permite que la sangre fluya desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta. Su hijo puede ya nacer con estenosis aórtica (enfermedad congénita), o esta puede aparecer más tarde (enfermedad adquirida). Se presenta con mayor frecuencia en niños que en niñas.

Una válvula aórtica normal tiene 3 cúspides (valvas) que actúan como una puerta de un único sentido. En el caso de la estenosis aórtica, la válvula no funciona como corresponde o presenta un número anormal de valvas que no funcionan de manera correcta. Es por eso que a las valvas les resulta más difícil abrirse y dejar pasar el flujo sanguíneo del ventrículo izquierdo hacia la aorta.

La estenosis aórtica puede ser leve, moderada o grave. Depende de cuánta sangre se bloquee. La enfermedad puede empeorar con el tiempo. También puede aparecer junto con otros problemas o enfermedades cardíacas.

La estenosis aórtica moderada o grave puede afectar al corazón y los vasos sanguíneos de las siguientes formas:

  • Con el tiempo, el ventrículo izquierdo se agranda y no puede bombear muy bien la sangre hacia el cuerpo.
  • La aorta también puede agrandarse.
  • Puede suceder que las arterias coronarias que envían sangre al músculo cardíaco no reciban suficiente sangre.

Causas

Un niño puede ya nacer con estenosis aórtica. Esto quiere decir que la válvula aórtica no se formó debidamente antes del nacimiento. A veces se debe a un problema genético, pero la mayoría de las veces se desconoce su causa. En niños mayores, la estenosis aórtica puede aparecer luego de una infección por estreptococo no tratada.

Síntomas

Los síntomas de la estenosis aórtica varían según la edad del niño. También dependen de la gravedad de la obstrucción. Por ejemplo, un niño con estenosis aórtica leve puede presentar pocos síntomas o incluso no tener ninguno. Los síntomas pueden no aparecer hasta la edad adulta. Pero en el caso de un bebé, puede tener dificultad para alimentarse y no aumentar de peso. Cuando la estenosis aórtica es grave (aguda), el bebé se encuentra muy enfermo.

La estenosis aórtica grave puede causar:

  • Fatiga o cansancio
  • Coloración azulada alrededor de los labios o en la piel, signo de bajos niveles de oxígeno (cianosis)
  • Dificultad para alimentarse
  • Aumento de peso insuficiente
  • Mareo o aturdimiento, especialmente al realizar actividad física
  • Desmayos (síncope)
  • Dificultad para respirar o respiración rápida
  • Latidos irregulares o sensación de que el corazón late de manera acelerada (palpitaciones)
  • Dolor o presión en el pecho

Los síntomas de la estenosis aórtica pueden ser similares a los de otras afecciones cardíacas. Asegúrese de que su hijo vea a un profesional de la salud para recibir un diagnóstico.

Diagnóstico

El profesional de la salud puede haber oído un soplo cardíaco al auscultar el pecho de su hijo con un estetoscopio. Un soplo cardíaco es un sonido anormal que produce la sangre cuando pasa por el corazón, y puede indicar que su hijo tiene un defecto en él. Los síntomas del niño también ayudan a definir el diagnóstico.

Es probable que su hijo necesite ver a un cardiólogo pediátrico para confirmar el diagnóstico. Es un médico con formación especializada para tratar defectos del corazón y otros problemas cardíacos en niños. Su hijo también puede necesitar otros exámenes, como:

  • Radiografías torácicas. Proporcionan una imagen general del corazón y los pulmones del niño.
  • Electrocardiograma. Este examen mide la actividad eléctrica del corazón.
  • Ecocardiograma. Este estudio utiliza ondas sonoras para proporcionar una imagen en movimiento del corazón y las válvulas. Es una de las mejores pruebas para detectar la estenosis aórtica.
  • Cateterismo cardíaco. Este examen muestra en detalle las estructuras del corazón. El niño estará dormido mientras se le realice. El médico le introducirá un tubo flexible y delgado (catéter) en uno de los vasos sanguíneos. Luego guiará lentamente el catéter hasta el corazón. A veces se inyecta un medio de contraste para que el cardiólogo vea en mayor detalle.
  • Prueba de ejercicio. Permite que el doctor examine el electrocardiograma del niño durante el ejercicio.
  • Oximetría de pulso. Esta prueba no invasiva mide los niveles de oxígeno en la sangre mediante un sensor que se coloca en el dedo del niño.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado de salud general de su niño. También dependerá de la gravedad de la enfermedad. Si el niño no presenta síntomas, o si los síntomas son leves, el profesional de la salud sólo los observará con atención. Esto quiere decir que es probable que su hijo necesite concurrir al consultorio y someterse a exámenes con frecuencia.

El cardiólogo pediátrico y el cirujano cardiotorácico determinarán si su hijo necesita un procedimiento en la válvula aórtica. Los procedimientos pueden ser:

  • Valvuloplastía aórtica con balón. Se realiza mediante cateterismo cardíaco, con un catéter que tiene un balón desinflado en la punta. El catéter se introduce en un vaso sanguíneo. Se desplaza hasta la válvula estrecha y se infla el balón para abrir la válvula. Muchos profesionales prefieren este procedimiento.
  • Valvulotomía quirúrgica de la aorta. Esta cirugía consiste en quitar tejido cicatricial de las valvas de la válvula aórtica. Permite que las valvas se abran como corresponde.
  • Reemplazo de la válvula aórtica. Esta cirugía consiste en reemplazar la válvula aórtica por otra nueva. Las válvulas de reemplazo son artificiales o provienen de órganos de donantes o de animales.
  • Autoinjerto pulmonar (procedimiento de Ross). Esta cirugía consiste en reemplazar la válvula aórtica y parte de la aorta. Se utiliza la válvula pulmonar y parte de la arteria pulmonar del niño para reemplazar la válvula aórtica dañada. Se utiliza la válvula pulmonar y parte de la arteria pulmonar proveniente del órgano donado para reemplazar la válvula y la arteria trasplantadas. Muchos cirujanos prefieren este método porque continúa funcionando bien a medida que el niño crece.

Antes de los procedimientos:

  • Un bebé que tenga estenosis aórtica aguda deberá quedarse en una unidad de cuidados intensivos. Puede necesitar una reparación valvular de urgencia. Los bebés cuyo estado no sea tan grave pueden someterse a un procedimiento programado.
  • Es probable que un niño con estenosis grave no pueda realizar deportes. Son más riesgosos aquellos deportes con períodos de actividad más intensos o prolongados.

Complicaciones

Algunas posibles complicaciones de la estenosis moderada a grave son:

  • Abultamiento o debilitamiento (aneurisma) de la aorta
  • Desgarro (disección) de la aorta
  • Infección del revestimiento del corazón, válvulas o vasos sanguíneos (endocarditis infecciosa)
  • Agrandamiento de las cámaras del corazón (hipertrofia)
  • Incapacidad del corazón de bombear como corresponde (insuficiencia cardíaca)
  • Muerte

Hable con el profesional de la salud que atiende a su hijo sobre el riesgo de padecer estos problemas.

Prevención

La estenosis aórtica congénita no puede prevenirse. Pero a todos los recién nacidos se los examina para detectar enfermedades cardíacas congénitas con oximetría de pulso. Es una prueba simple e indolora para verificar la cantidad de oxígeno en la sangre. Se realiza colocando una pequeña sonda en el brazo y en la pierna del bebé. Si el nivel de oxígeno es bajo, puede indicar la existencia de un defecto en el corazón. Si se encuentra un problema, se realizarán más pruebas y tratamientos.

Cómo sobrellevar

La mayoría de los niños que han sido sometidos a cirugía para reparar o reemplazar la válvula aórtica llevan una vida activa y saludable. Por lo general, los niveles de actividad, apetito y crecimiento del niño vuelven a ser normales. Su hijo debería ir a ver periódicamente a un cardiólogo para que le realice un seguimiento durante toda la vida. Es probable que su hijo también necesite:

  • Controles de la presión sanguínea de forma regular y tratamiento para la presión alta. Asegúrese de que su hijo tome todos los medicamentos que le recete el profesional de la salud.
  • Atención odontológica periódica. Esto es para prevenir infecciones que puedan llevar a una infección cardíaca (endocarditis).
  • Actividad física limitada. Pregunte al profesional de la salud que atiende a su hijo cuáles son las actividades seguras.
  • Antibióticos antes de los procedimientos. Esto incluye tratamientos dentales. Y depende de si a su hijo se le hizo una cirugía para reparar o reemplazar la válvula.
  • Anticoagulantes (diluyentes sanguíneos). Evitan que se formen coágulos de sangre en una válvula mecánica. También se realizan análisis de sangre para verificar los anticoagulantes.
  • Posible repetición de la reparación o reemplazo de la válvula.

Consulte con el profesional de la salud de su hijo para saber qué deportes y actividades son seguros.

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

Comuníquese con el profesional de la salud de su hijo si observa:

  • Síntomas como dolor de pecho o dificultad para respirar que vayan empeorando
  • Mareos o cansancio con la actividad física

Si su hijo ha sido sometido a un procedimiento, asegúrese de seguir todas las instrucciones del cirujano. Y también de realizar todas las consultas de seguimiento con el cardiólogo y el cirujano que lo tratan.

Puntos claves

  • La estenosis aórtica es una enfermedad en la cual una de las válvulas del corazón del niño es demasiado estrecha o está obstruida. Puede ser leve, moderada o grave.
  • Los síntomas más comunes son cansancio, dificultad para alimentarse y aumento de peso insuficiente, mareos, dificultad para respirar, dolor o malestar en el pecho y palpitaciones.
  • Por lo general, es un cardiólogo pediátrico quien diagnostica y trata la estenosis aórtica.
  • Existen varios procedimientos disponibles para reparar o reemplazar la válvula aórtica.
  • Los familiares de primer grado de su hijo deberían conversar con los profesionales de la salud sobre la necesidad de estudiar los antecedentes de estenosis aórtica.
  • Un niño con estenosis aórtica debe ser controlado con frecuencia. Será necesario realizarle un seguimiento médico durante toda la vida.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la consulta, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudios nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes