En esta sección

Infección urinaria en niños

Aspectos generales

Una infección urinaria es una inflamación de una parte del sistema que expulsa la orina del cuerpo. Es causada por una bacteria. El tracto urinario incluye los 2 riñones, que eliminan los desechos líquidos de la sangre en forma de orina. Unos tubos estrechos (los uréteres) transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga, donde se almacena. Cuando se vacía la vejiga, la orina pasa por un tubo que se llama «uretra» y se expulsa del cuerpo. La bacteria puede infectar cualquier parte de este sistema.

Causas

La orina normal contiene agua, sales y desechos. Habitualmente no contiene gérmenes como bacterias, virus y hongos. La infección se genera cuando los gérmenes entran en la uretra, suben hasta la vejiga, los uréteres y los riñones, y empiezan a proliferar. La mayoría de las infecciones son producidas por bacterias del tracto digestivo. La bacteria E. coli (Escherichia coli) es la más común. Por lo general, esta bacteria vive en el colon.

Factores de riesgo

Las infecciones urinarias no son habituales en niños menores de 5 años, y suelen observarse con más frecuencia en niñas porque tienen la uretra más corta. La infección urinaria es infrecuente en los niños varones, sea cual sea su edad. Pero puede producirse si alguna parte del tracto urinario está obstruido. Los niños varones no circuncidados tienen mayor riesgo que los niños circuncidados. Un niño con el tracto urinario obstruido total o parcialmente es más propenso a contraer una infección urinaria.

Los baños de burbujas pueden irritar la uretra y provocar la proliferación de bacterias. Una limpieza y un secado incorrectos (hay que limpiar y secar de adelante hacia atrás) incrementan el riesgo de infección urinaria. Y el riesgo es aun mayor tras el movimiento del intestino. La tendencia a posponer la evacuación intestinal y la constipación también se relacionan con infecciones urinarias.

Síntomas

Los síntomas pueden ser ligeramente diferentes en cada niño.

Los síntomas en bebés pueden incluir:

  • Fiebre
  • Orina con olor fétido
  • Irritabilidad
  • Llanto
  • Irritabilidad
  • Vómitos
  • Alimentación deficiente
  • Diarrea

Los síntomas en niños pueden incluir:

  • Necesidad repentina de orinar
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Pérdida de control de la orina (incontinencia)
  • Dolor al orinar
  • Problemas para orinar.
  • Dolor arriba del hueso del pubis
  • Orina con sangre.
  • Orina con olor fétido
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor en la espalda o en el costado, por debajo de las costillas
  • Cansancio

Los síntomas de una infección urinaria pueden asemejarse a los de otras enfermedades. Atienda a su hijo con su profesional de la salud para que le realice un diagnóstico.

Diagnóstico

El profesional de la salud le preguntará sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo. Luego le hará un examen físico. Es posible que a su niño le realicen pruebas como las siguientes:

  • Análisis de orina (uroanálisis). La prueba de orina de su hijo se envía al laboratorio para analizar glóbulos rojos, glóbulos blancos, bacterias y proteína, y detectar posibles signos de infección. También se envía para realizar un cultivo y pruebas de sensibilidad. Estos permiten identificar qué tipo de bacteria está provocando la infección y qué medicamento es el más adecuado para tratarla.
  • Ecografía del riñón. Es una prueba de diagnóstico por la imagen indolora. Utiliza ondas de sonido y una computadora para obtener imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos. Permite ver los órganos internos mientras funcionan y comprobar cómo fluye la sangre por los diferentes vasos. Es posible que un niño con infección urinaria o una niña de menos de 5 o 6 años necesite hacerse esta prueba.
  • Cistouretrograma miccional. Es un tipo de examen de rayos X que se realiza en el tracto urinario. Se coloca un tubo flexible y delgado (catéter) en el tubo que drena la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo (la uretra). Se llena la vejiga con un colorante líquido. Se toman imágenes de rayos X a medida que la vejiga se llena y se vacía. Las imágenes indicarán si hay reflujo urinario hacia los uréteres y los riñones.
  • Exploración con medicina nuclear. Esta exploración puede ayudar a distinguir si hay cicatrices o una infección más grave. En ella se inyecta una pequeña cantidad de radiotrazador por vía intravenosa y se toman imágenes de los riñones. Esto permite ver si los riñones funcionan bien.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado de salud general de su niño. También dependerá de la gravedad de la enfermedad. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Tomar antibióticos por vía oral
  • Usar una almohadilla térmica o medicamentos para aliviar el dolor
  • Beber mucha agua

Es posible que el profesional de la salud de su hijo quiera volver a verlo varios días después del inicio del tratamiento para comprobar si está funcionando.

Hable con los profesionales de la salud que atienden a su hijo acerca de los riesgos, ventajas y posibles efectos secundarios de todos los tratamientos.

Prevención

Para ayudar a prevenir infecciones urinarias en su hijo:

  • Recuérdele que beba mucho líquido
  • Insista en que vacíe la vejiga por completo al orinar
  • Si es una niña, enséñele a limpiarse de adelante hacia atrás cuando vaya al baño
  • Asegúrese de que su hijo no sufra estreñimiento

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

Llame al profesional de la salud si su hijo tiene:

  • Manifiesta síntomas que no han mejorado, o que han empeorado
  • Presenta nuevos síntomas

Puntos claves

  • Una infección urinaria es una inflamación de una parte del sistema que expulsa la orina del cuerpo.
  • La mayoría de las infecciones son producidas por bacterias del tracto digestivo. La bacteria E. coli es la más común. Por lo general, esta bacteria vive en el colon.
  • Las infecciones urinarias no son habituales en niños menores de 5 años y suelen producirse con más frecuencia en niñas porque tienen la uretra más corta.
  • Las infecciones urinarias son poco probables en los varones, tengan la edad que tengan, excepto si tienen parte del tracto urinario obstruido. Los niños varones no circuncidados tienen mayor riesgo que los niños circuncidados.
  • Los síntomas difieren según la edad y pueden incluir fiebre, necesidad de orinar con frecuencia, dolor y llanto.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la visita, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudio nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes