En esta sección

Ureterocele y duplicación ureteral en niños

Aspectos generales

El ureterocele es un problema en uno de los uréteres. Los uréteres son 2 tubos que transportan la orina de los riñones a la vejiga. Se habla de ureterocele cuando una parte de un uréter, cercana a la vejiga, se inflama y agranda. Esto ocurre porque el orificio del uréter que debería dejar pasar la orina hacia la vejiga es demasiado pequeño y obstruye el flujo. Esto provoca que la orina regrese al uréter. Entonces, el uréter se inflama por la cantidad excesiva de orina.

Los niños con ureterocele también pueden tener duplicación ureteral. Esto significa que tienen 2 uréteres para cada riñón en lugar de 1 solo. Cada uréter drena en la vejiga. El uréter con ureterocele a menudo drena la orina de la mitad superior del riñón. El uréter duplicado drena la parte inferior. Es posible que el uréter con ureterocele entre en la vejiga más abajo que el uréter duplicado. Esto puede ocasionar un reflujo de orina al uréter ubicado más arriba.

Causas

Los expertos desconocen las causas que provocan el ureterocele y la duplicación ureteral. Pero se han dado casos en hermanos, lo que sugiere que la causa podría tener un componente genético.

Factores de riesgo

Estos problemas son mucho más comunes en las niñas que en los niños. En el caso de las niñas, es habitual que presenten un ureterocele en ambos uréteres. En los niños, suele afectar solo a 1 uréter. Es más frecuente en personas de raza blanca que en personas de otras etnias.

Síntomas

A menudo, estas enfermedades no presentan síntomas. En muchos casos se detectan por primera vez en una ecografía realizada durante el embarazo. En algunos niños puede desencadenar una infección urinaria durante los primeros meses de vida, que puede repetirse en otras ocasiones. La infección urinaria puede mostrar algunos síntomas.

Los síntomas en bebés pueden incluir:

  • Fiebre
  • Orina con olor fétido
  • Irritabilidad
  • Llanto
  • Irritabilidad
  • Vómitos
  • Alimentación deficiente
  • Diarrea

Los síntomas en niños pueden incluir:

  • Necesidad repentina de orinar
  • Necesidad de orinar con frecuencia
  • Pérdida de control de la orina (incontinencia)
  • Dolor al orinar
  • Problemas para orinar.
  • Dolor arriba del hueso del pubis
  • Orina con sangre.
  • Orina con olor fétido
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Dolor en la espalda o en el costado, por debajo de las costillas
  • Cansancio

Los síntomas pueden parecerse a los de otras enfermedades. Consulte al profesional de la salud que atiende a su hijo para que precise el diagnóstico.

Diagnóstico

Un ureterocele puede detectarse por primera vez en una ecografía prenatal, cuando el bebé todavía está dentro del útero. En algunos casos, no se detecta hasta que el niño padece una infección urinaria. Es posible que entonces su hijo deba someterse a algunas pruebas, como por ejemplo:

  • Ecografía completa de las vías urinarias. Esta prueba de diagnóstico por la imagen utiliza ondas sonoras y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos. Esta prueba se hace para ver los órganos internos en funcionamiento y observar el flujo sanguíneo por los vasos.
  • Cistouretrograma miccional. Es un tipo de examen de rayos X que se realiza en el tracto urinario. El profesional de la salud coloca un tubo flexible delgado (catéter) en el tubo que drena la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo (uretra). Luego, llena la vejiga con un colorante líquido. Se toman imágenes de rayos X a medida que la vejiga se llena y se vacía. Las imágenes muestran si el niño tiene reflujo de orina hacia los uréteres y los riñones.

Tras el diagnóstico de ureterocele o duplicación ureteral, lo más probable es que el médico también pida una ecografía del riñón (renal). Esta permitirá ver el riñón en funcionamiento.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado de salud general de su niño. También dependerá de la gravedad de la enfermedad. Es posible que su hijo sea remitido a un urólogo. Este es un médico que trata las enfermedades del tracto urinario y del tracto genital masculino.

En un primer momento, la infección urinaria se tratará con líquidos y antibióticos. El médico decidirá si el niño debe ser tratado en el hospital y si necesita algún medicamento por vía intravenosa. Esto se decidirá en función de la edad del niño y de la gravedad de la enfermedad. Los niños menores de 2 meses y los que se encuentran en un estado más grave casi siempre reciben el tratamiento en el hospital mediante la administración de antibióticos por vía intravenosa. En el resto de los casos, se prescriben antibióticos orales. En algunos casos pueden administrarse medicamentos por vía intravenosa en el hogar. Cuando la infección urinaria haya desaparecido, podrá tratarse el ureterocele.

El tratamiento del ureterocele suele depender del grado de obstrucción del uréter. Y también de lo bien que drene el riñón afectado. Es posible que un ureterocele pequeño no necesite tratamiento si el riñón funciona suficientemente bien.

Pero en la mayoría de los casos los niños necesitan cirugía. Si la zona del uréter ha acumulado mucha cantidad de orina, puede que sea necesario drenarla con un procedimiento quirúrgico. También es posible que los ureteroceles más grandes que provocan gran reflujo de orina hacia el riñón tengan que extirparse o repararse por medio de una cirugía. En algunos niños, el riñón del lado afectado está dañado y el cirujano debe extirpar una parte de él.

Hable con los profesionales de la salud que atienden a su hijo acerca de los riesgos, ventajas y posibles efectos secundarios de todos los tratamientos.

Complicaciones

Si no se trata, el ureterocele puede dañar el riñón.

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

Llame al profesional de la salud si su hijo tiene:

  • Tiene síntomas que no mejoran o que empeoran
  • Presenta nuevos síntomas

Puntos claves

  • El ureterocele es un problema en uno de los uréteres. Los uréteres son 2 tubos que transportan la orina de los riñones a la vejiga. Se habla de ureterocele cuando una parte de un uréter, cercana a la vejiga, se inflama y agranda.
  • Los niños que padecen esta afección también pueden tener duplicación ureteral. Esto significa que tienen 2 uréteres para cada riñón en lugar de 1 solo.
  • Estos problemas son mucho más comunes en las niñas que en los niños.
  • A menudo, estas enfermedades no presentan síntomas. En algunos niños, pueden causar infecciones urinarias recurrentes. Los síntomas de una infección urinaria pueden incluir fiebre, necesidad de orinar con frecuencia, dolor y llanto.
  • Es posible que un ureterocele pequeño no necesite tratamiento si el riñón funciona suficientemente bien. En otros casos, el niño puede necesitar cirugía.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la visita, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudio nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes