En esta sección

Epididimitis en niños

Aspectos generales

La epididimitis es una inflamación o infección en el epidídimo. El epidídimo es un tubo delgado y enrollado que se encuentra en la parte superior del testículo. Aquí es donde se almacena y madura el esperma. Se conecta con un tubo llamado conducto deferente. Este tubo transporta el esperma hacia la uretra. La uretra es un tubo único por donde el semen y la orina salen del cuerpo a través de la punta del pene. Cada testículo tiene un epidídimo y un conducto deferente.

Cómo se pronuncia

e-pi-di-di-mi-tis

Causas

En varones más jóvenes, puede deberse a una infección urinaria. La infección puede estar relacionada con un problema estructural en el sistema genitourinario. En hombres mayores y adolescentes, normalmente es ocasionada por una infección de transmisión sexual, la cual también suele llamarse enfermedad de transmisión sexual. Normalmente la ocasiona la gonorrea o la clamidia. Estas son infecciones bacterianas.

Factores de riesgo

Suele aparecer en adolescentes de 14 años o más. Los niños más jóvenes que hayan tenido una infección urinaria corren mayor riesgo.

Síntomas

Estos pueden manifestarse un poco diferente en cada niño. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Dolor e inflamación en los testículos.
  • Fiebre
  • Sensación de pesadez en los testículos.
  • Secreción de líquido desde la uretra.
  • Semen con sangre.
  • Bulto en los testículos.
  • Dolor al orinar o eyacular.

Los síntomas de la epididimitis pueden parecerse a los de otras enfermedades. Lleve a su hijo con un profesional de la salud para obtener un diagnóstico.

Diagnóstico

El profesional de la salud le preguntará sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo. Luego le hará un examen físico a su hijo. Es posible que a su niño le realicen pruebas como las siguientes:

  • Análisis de orina. Estos análisis se hacen para comprobar la presencia de bacterias u otros problemas.
  • Ecografía. Esta prueba de diagnóstico por la imagen indolora utiliza ondas de sonido para revisar los tejidos del cuerpo. Esto puede ayudar a encontrar problemas estructurales en el sistema genitourinario.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado de salud general de su niño. También dependerá de la gravedad de la anomalía.

La epididimitis casi siempre es ocasionada por una infección bacteriana. Debido a esto, el tratamiento más común es el tratamiento con medicamentos antibióticos. El profesional de la salud que atiende a su hijo también puede recetar medicamentos para el dolor e antiinflamatorios. Otros medios que pueden ayudar a aliviar el dolor son levantar el escroto y aplicar hielo. Descansar en cama también puede ayudar.

Si su hijo adolescente tiene una enfermedad de transmisión sexual, asegúrese de que lo comente con la o las parejas sexuales en un plazo de 60 días antes de presentar los síntomas. Necesitan tratamiento con medicamentos. Un adolescente sexualmente activo no debe tener relaciones sexuales con su pareja hasta que ambos dejen de presentar síntomas.

Consulte con los profesionales de la salud que atienden a su hijo los riesgos, beneficios y posibles efectos secundarios de todos los medicamentos.

Complicaciones

Si no se trata, la epididimitis puede volverse crónica. Esto quiere decir que la inflamación, el dolor y otros síntomas no desaparecerán. Entre otras posibles complicaciones se incluyen:

  • Un saco infeccioso (absceso) que puede necesitar drenaje.
  • Infección en el testículo.
  • Lesión duradera (permanente) en el epidídimo y el testículo.
  • Problemas de fertilidad.

Prevención

La epididimitis normalmente se transmite a través de las relaciones sexuales. Las prácticas sexuales seguras son la mejor forma de prevenirla. Pueden consistir en tener relaciones sexuales con condón o no tener más de una pareja sexual.

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

Llame al profesional de la salud si su hijo presenta los siguientes problemas:

  • No mejora después de 72 horas de haber realizado el tratamiento.
  • Sus síntomas empeoran.
  • Tiene más síntomas.

Puntos claves

  • La epididimitis es una inflamación o infección en el epidídimo.
  • En varones más jóvenes, puede deberse a una infección urinaria. En hombres mayores y adolescentes, normalmente es provocada por una infección de transimisión sexual como la gonorrea o la clamidia.
  • Los síntomas pueden incluir dolor, inflamación, fiebre y secreción de líquido a través de la uretra.
  • El tratamiento más común es la administración de medicamentos antibióticos.
  • Un adolescente sexualmente activo no debe tener relaciones sexuales con su pareja hasta que ambos dejen de presentar síntomas.
  • Si no se trata, la epididimitis puede volverse crónica. Esto quiere decir que la inflamación, el dolor y otros síntomas no desaparecerán.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la consulta, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudios nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes