En esta sección

Oligodendroglioma en niños

Aspectos generales

El encéfalo y la médula espinal componen el sistema nervioso central. Un tumor es un crecimiento anormal de tejido. Un oligodendroglioma es un tipo de tumor del sistema nervioso central denominado glioma. Estos tumores comienzan en las células gliales, que brindan soporte a otras células cerebrales. Existen muchos tipos de gliomas.

Un oligodendroglioma es un tumor muy poco frecuente que comienza en células denominadas oligodendrocitos. Estas células ayudan a formar la cubierta de grasa (denominada mielina) de las células nerviosas. Puede comenzar en cualquier parte del encéfalo o la médula espinal.

Oligodendrogliomas:

  • Son más comunes en adultos que en niños
  • Muchos comienzan creciendo lentamente (de bajo grado), pero tienden a cambiar con el tiempo y luego crecen más rápidamente (de alto grado)
  • Suelen existir durante muchos años antes de diagnosticarse
  • Por lo general, crecen en el tejido cerebral, lo que hace que sean difíciles de extirpar con cirugía
  • Pueden mezclarse con otros tipos de células que también brindan soporte al encéfalo
  • Raramente se propagan más allá del sistema nervioso central hacia otras partes del cuerpo

Causas

Los investigadores no saben qué es lo que causa los tumores cerebrales. Los cambios (mutaciones) en los genes (ADN) probablemente hacen que las células normales se conviertan en cáncer. Pueden transmitirse de padres a hijos (hereditarios). O pueden aparecer sin un motivo conocido.

Síntomas

Los síntomas de los tumores cerebrales dependen de su tamaño y de la parte del sistema nervioso central donde se encuentran. Por ejemplo, si un tumor comienza en la parte del encéfalo que controla el habla, el habla de su hijo podría verse afectada.

Los síntomas de un oligodendroglioma pueden incluir:

  • Convulsiones (este es el síntoma más común)
  • Dolores de cabeza, mayormente al despertarse
  • Problemas de razonamiento, memoria o concentración
  • Náuseas y vómitos
  • Problemas de la visión o del habla
  • Debilidad o entumecimiento, generalmente solo de un lado de la cara o el cuerpo
  • Problemas de equilibrio

Los síntomas de oligodendroglioma pueden parecerse a los de otras enfermedades. Asegúrese de que su hijo acuda a un profesional sanitario para que le realicen un diagnóstico.

Diagnóstico

El profesional sanitario que atiende a su hijo le preguntará sobre sus antecedentes médicos y los síntomas que presenta. Se realizará un examen físico con un examen neurológico. En el examen neurológico se evalúan los reflejos, la fuerza muscular, el movimiento de los ojos y la boca, y la coordinación. El profesional de la salud puede remitir a su hijo a un especialista en cáncer pediátrico (oncólogo). Algunos de los estudios que pueden necesitarse son:

  • Tomografía computarizada. En una tomografía computarizada, se utilizan rayos X y una computadora para realizar imágenes detalladas del interior del cuerpo. Su hijo puede beber el medio de contraste o puede administrarse en una vena. El contraste ayuda a mostrar mayores detalles.
  • Imagen por resonancia magnética. En una imagen por resonancia magnética se utilizan imanes grandes, ondas de radio y una computadora para obtener imágenes detalladas del interior del cuerpo de su hijo. El medio de contraste puede administrarse en una vena del niño para obtener imágenes claras.
  • Biopsia. Durante este estudio, se extraen células tumorales y se envían a un laboratorio para su análisis. Se realiza una biopsia para averiguar el tipo de tumor y la rapidez con la que es probable que crezca. Esto se puede hacer durante la cirugía.

Para poder diagnosticar un oligodendroglioma y decidir el mejor tratamiento, es necesario saber más sobre el tumor. Este proceso se denomina estadificación. La estadificación describe cuánto se parecen las células cancerosas a las células normales. La mayoría de los tumores se clasifican en una escala de I (1) a IV (4). Los oligodendrogliomas pueden ser de grado II (2) o III (3). Si la enfermedad es de grado II, las células cancerosas se parecen mucho a las células normales y es probable que crezcan lentamente. Si la enfermedad es de grado III, las células cancerosas son muy diferentes y crecen rápidamente. Los tumores de grado III también se denominan oligodendrogliomas anaplásicos. Consulte con el profesional de la salud de su hijo cuál es el grado del tumor de su hijo y lo que significa.

Tratamiento

Si a su hijo le diagnostican un tumor cerebral y hay tiempo suficiente, puede llevar a su hijo a otro oncólogo para que le dé una segunda opinión. Esto podría servir para que comprenda mejor las opciones de tratamiento y se sienta seguro al elegir los tratamientos.

Es importante que su hijo reciba tratamiento en un centro especializado en el tratamiento del cáncer en niños. La mayoría de los niños reciben tratamiento en un ensayo clínico. En estos estudios, se comparan los mejores tratamientos disponibles actualmente con tratamientos que se consideran incluso mejores. El profesional de la salud de su hijo podría sugerirle esta opción.

El tratamiento puede incluir uno o más de los siguientes:

  • Cirugía. Este tratamiento permite extirpar una parte o la totalidad del tumor. Si el tumor vuelve a crecer, es posible que se necesite más cirugía con el tiempo. Después de la cirugía, podría administrarse quimioterapia o radioterapia.
  • Quimioterapia Estos son medicamentos potentes que eliminan las células cancerosas. Pueden administrarse uno o más medicamentos quimioterapéuticos al mismo tiempo.
  • Radioterapia. Consisten en rayos X de alta energía u otros tipos de radiación. Este tratamiento está dirigido a las células cancerosas para destruirlas y evitar que crezcan.
  • Ensayos clínicos. Un ensayo clínico es una manera de probar nuevos tratamientos para el cáncer. Pídale al profesional de la salud de su hijo si hay tratamientos que estén siendo probados y que podrían funcionar bien para su hijo. Muchos tratamientos nuevos solo están disponibles en los ensayos clínicos.
  • Atención de sostén. El tratamiento puede causar efectos colaterales. Se pueden usar medicamentos y otros tratamientos para el dolor, la fiebre, infecciones, náuseas y vómitos. Controlar los efectos secundarios es una parte importante de la atención oncológica.

Otros tratamientos pueden incluir:

  • Esteroides. Estos medicamentos sirven para prevenir o reducir la inflamación del cerebro.
  • Medicamentos anticonvulsivos. Sirven para prevenir o controlar las convulsiones.
  • Colocación de shunt. Un shunt es un tubo de plástico pequeño. Se coloca en el cráneo para drenar el líquido que se acumuló en el cerebro o a su alrededor.

Con cualquier cáncer, la recuperación de cada niño puede variar (pronóstico). Recuerde lo siguiente:

  • Para lograr los mejores resultados, es importante recibir tratamiento médico de inmediato. El cáncer que se propagó al sistema nervioso central es más difícil de tratar.
  • Es necesaria la atención de seguimiento continua durante el tratamiento y luego de él.
  • Consulte al profesional de la salud de su hijo si tiene alguna inquietud u observa algún problema. El equipo de tratamiento desea saber todo lo posible sobre el estado de salud de su hijo.

Complicaciones

Un niño puede desarrollar problemas a corto o largo plazo por el tumor o por el tratamiento. Estos problemas pueden incluir:

  • Daño cerebral o del sistema nervioso que ocasiona problemas relacionados con la coordinación, la fuerza muscular, el habla, la audición o la vista
  • Problemas después de la cirugía, como infección y sangrado, y problemas con la anestesia general (los medicamentos que se utilizan durante la cirugía)
  • Infección y sangrado causados por la quimioterapia
  • Retraso en el crecimiento y el desarrollo
  • Problemas de aprendizaje
  • Problemas en la reproducción (infertilidad)
  • Reaparición del cáncer (recidiva)
  • Mayor riesgo de tener otros tipos de cáncer en el futuro

Consulte al profesional de la salud de su hijo a qué síntomas debe estar atento y qué se puede hacer para evitar que haya problemas

Cómo sobrellevar

Un niño con un tumor cerebral necesitará atención especial durante el resto de su vida. A su hijo lo atenderán oncólogos y otros profesionales de la salud para tratar los efectos tardíos del tratamiento y descartar signos o síntomas de reaparición del tumor. A su hijo le realizarán pruebas de diagnóstico por la imagen y otras pruebas. También es posible que su hijo deba consultar a otros profesionales de la salud por problemas causados por el tumor o por el tratamiento. Por ejemplo, puede consultar a un profesional de la salud especialista en ojos (oftalmólogo) por problemas de la vista.

También es posible que su hijo necesite tratamiento para aumentar el movimiento y la fuerza muscular. Puede atenderse con un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional. Si el habla de su hijo se ve afectada, es posible que necesite la ayuda de un fonoaudiólogo. También es posible que necesite ayuda de otros terapeutas si tiene problemas de aprendizaje o emocionales.

Puede ayudar a su hijo a manejar su tratamiento de muchas maneras. Por ejemplo:

  • Su hijo puede tener problemas para comer. Un especialista en dietética puede ayudarlo.
  • Puede que su hijo esté muy cansado. Necesitará equilibrar el descanso y la actividad. Aliente a su hijo a hacer un poco de ejercicio. Eso es bueno para la salud en general y puede ayudar a aliviar el cansancio.
  • Busque apoyo emocional para su hijo. Puede ser útil encontrar un consejero o un grupo de apoyo para niños.
  • Asegúrese de que su hijo asista a las citas de seguimiento.

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

El profesional de la salud de su hijo le explicará cuándo debe llamarlo. Es posible que le diga que llame si su hijo presenta:

  • Síntomas nuevos o que empeoran
  • Signos de infección, como fiebre o escalofríos
  • Efectos secundarios del tratamiento que afectan sus actividades cotidianas o no mejoran con el tratamiento

Pregúntele al profesional de la salud de su hijo a qué signos debe estar atento y cuándo llamar. Sepa cómo conseguir ayuda en los horarios de trabajo o durante los fines de semanas y días festivos.

Puntos claves

  • Un oligodendroglioma es un tipo de tumor cerebral. Es un tumor poco frecuente que crece en las células que componen la cubierta de grasa de las células nerviosas.
  • Estos tumores son poco frecuentes en niños.
  • Los síntomas pueden incluir convulsiones, dolores de cabeza, problemas de razonamiento, memoria o concentración, y náuseas y vómitos.
  • Los oligodendrogliomas pueden diagnosticarse mediante imagen por resonancia magnética, tomografía computarizada, o ambas.
  • El tratamiento generalmente consiste en cirugía. Luego de la cirugía, se administra quimioterapia, radioterapia, o ambas. Es posible que se necesiten otros tratamientos para controlar los síntomas y efectos secundarios.
  • La atención continua es importante.
  • Debido a que este cáncer es muy poco frecuente, es importante que su hijo reciba tratamiento en un centro especializado en la enfermedad.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la consulta, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudios nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante si tiene preguntas o necesita asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes