Preguntas frecuentes sobre la COVID-19
y sobre las vacunas contra esta enfermedad.

Entendemos que es posible que tenga muchas preguntas acerca de la COVID-19 y sobre las vacunas contra esta enfermedad. Valley Children's ha elaborado esta lista de preguntas frecuentes como un recurso para mantenerlo informado y ayudar a responder las preguntas que pueda tener sobre este tema de rápida evolución.

Valley Children's Hospital es actualmente un centro de vacunación a través de MyTurn. Se recomienda programar una cita, pero no es obligatorio. Puede hacerlo en MyTurn.ca.gov. Se indicarán solo las clínicas actualmente autorizadas.

 

Información para los padres acerca de las vacunas:

Además de la lista de preguntas frecuentes que aparece a continuación, Valley Children's ha creado una serie de vídeos y documentos impresos para responder las preguntas y ayudar a los padres a prepararse para la cita de vacunación de su hijo.

  • Historia corta: una guía paso a paso que ayuda a los niños y a las familias a prepararse para su cita de vacunación en Valley Children's Hospital (descargar PDF) - Inglés Español

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los niños pueden contagiarse y no presentar síntomas, o presentar síntomas leves, o enfermarse lo suficiente como para que sean hospitalizados. Los niños que son más propensos a enfermarse gravemente son aquellos con enfermedades crónicas, como obesidad, enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, asma y diabetes.

Aunque la mayoría de los niños que se contagian de la COVID-19 se recuperan, algunos se enferman gravemente y necesitan hospitalización. En escasas ocasiones, un niño muere a causa de la enfermedad COVID-19 o debido a las complicaciones. Además, algunos niños y adolescentes que se han contagiado, han presentado enfermedades posteriores conocidas en conjunot como «COVID-19 persistente». Los niños expuestos a la COVID-19 o que se han contagiado, también corren el riesgo de presentar el síndrome inflamatorio multisistémico infantil (MIS-C, por sus siglas en inglés). Esta es una enfermedad poco frecuente, pero grave, relacionada con la COVID-19, que causa la inflamación de diferentes órganos. Más de 100 niños con este síndrome, han recibido tratamiento en Valley Children's​​​​​​​ y muchos de ellos han necesitado cuidados intensivos.

 

A partir del 18 de junio de 2022, la vacuna contra la COVID-19 fue autorizada para toda persona que haya cumplido por lo menos seis meses.

 

La vacunación de bebés y niños pequeños puede reducir el riesgo de que su hijo se enferme gravemente. Si bien la COVID-19 no suele ser tan grave en los niños, algunos se enferman gravemente. Aunque su hijo no se enferme gravemente por la COVID-19, puede propagar el virus a otras personas que están en riesgo, como personas mayores y familiares inmunodeprimidos.

 

Sí, las vacunas Pfizer y Moderna, que utilizan ARN mensajero, son eficaces para las personas menores de 17 años. La única contraindicación conocida de la vacuna es una reacción alérgica grave a un componente de la vacuna.

Las vacunas de ARN mensajero son seguras y eficaces, y se ha comprobado que evitan que el paciente se enferme gravemente, que necesite hospitalización, cuidados intensivos y que posiblemente llegue a morir. Las vacunas son menos eficaces en personas inmunodeprimidas. La Administración de Alimentos y Medicamentos ha extendido la autorización y el comité Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) ha recomendado una dosis adicional de la vacuna de ARN mensajero para aquellas personas con sistemas moderada o gravemente inmunodeprimidos.

¿Quiénes se consideran personas moderada o gravemente inmunodeprimidas?

  • Aquellas que reciben un tratamiento contra tumores sólidos y neoplasias hematológicas malignas;
  • que han recibido un trasplante de órgano macizo y siguen un tratamiento inmunodepresor;
  • aquellos que hayan recibido tratamiento con linfocitos T-CAR (linfocitos T con receptor quimérico para el antígeno) o trasplante de células precursoras hematopoyéticas (dentro de los 2 años del trasplante o de haber recbido tratamiento inmunodepresor);
  • aquellas personas que padezcan inmunodeficiencia primaria moderada o grave (p. ej., síndrome de DiGeorge o síndrome de Wiskott-Aldrich);
  • que presenten infección avanzada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o que no hayan recibido tratamiento contra esta, y
  • aquellas que sigan un tratamiento con corticosteroides en dosis altas (es decir, ≥20 mg de prednisona o su equivalente al día), con agentes alquilantes, antimetabolitos, medicamentos inmunodepresores para trasplantes, agentes antineoplásicos clasificados como sumamente inmunodepresores, bloqueadores del factor de necrosis tumoral y otros agentes biológicos que son inmunodepresores o inmunomoduladores.

 

Los efectos secundarios frecuentes como dolor o inflamación en el brazo donde se aplicó la vacuna, fiebre, escalofríos, cansancio o dolor de cabeza, son temporales. Se puede producir la inflamación de los ganglios linfáticos cerca del lugar de la inyección.

Los niños pequeños también pueden presentar fiebre, cansancio y dolor de cabeza.

Las vacunas de ARN mensajero conllevan el riesgo de un evento adverso poco frecuente, la inflamación del corazón o miocarditis, que se produce con mayor frecuencia en varones adolescentes y adultos jóvenes después de la segunda dosis de la vacuna, y no se ha asociado a la muerte ni a ninguna secuela a largo plazo. 

La tos, la congestión y el goteo nasal no son efectos secundarios de la vacuna y pueden ser síntomas de infección por el virus que produce la enfermedad COVID-19.

 

Nota: las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna contra el COVID-19 utilizan grupos etarios diferentes para sus vacunas para niños.


Pfizer:

  • Niños de 6 meses a 4 años:
    • Serie primaria: 3 dosis de Pfizer-BioNTech
    • La segunda dosis se administra entre 3 y 8 semanas después de la primera dosis
    • La tercera dosis se administra al menos 8 semanas después de la segunda dosis
    • Completamente vacunados Y al día: 2 semanas después de la última dosis de la serie primaria, ya que no se recomienda un refuerzo para este grupo etario en este momento.
  • Niños de 11 años o menos:
    • Serie primaria: 2 dosis de Pfizer-BioNTech administradas con un intervalo de 3 a 8 semanas
    • Completamente vacunados: 2 semanas después de la última dosis de la serie primaria
    • Refuerzos: se recomienda 1 refuerzo de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 al menos 5 meses después de la última dosis de la serie primaria
    • Al día: inmediatamente después de recibir el primer refuerzo
  • Niños y adolescentes de entre 12 y 17 años
    • Serie primaria: 2 dosis de Pfizer-BioNTech administradas con un intervalo de 3 a 8 semanas
    • Completamente vacunados: 2 semanas después de la última dosis de la serie primaria
    • Refuerzos: se recomienda 1 refuerzo de la vacuna Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 al menos 5 meses después de la última dosis de la serie primaria
    • Al día: inmediatamente después de recibir el primer refuerzo


Moderna:

  • Niños de 6 meses a 5 años:
    • Serie primaria: 2 dosis de Moderna administradas con un intervalo de 4 a 8 semanas
    • Completamente vacunados Y al día: 2 semanas después de la última dosis de la serie primaria, ya que actualmente no se recomienda un refuerzo para los niños de este grupo etario que han recibido la serie primaria de Moderna
  • Niños de entre 6 y 11 años:
    • Serie primaria: 2 dosis de Moderna administradas con un intervalo de 4 a 8 semanas
    • Completamente vacunados Y al día: 2 semanas después de la última dosis de la serie primaria, ya que no se recomienda un refuerzo para este grupo etario en este momento para ningún niño que haya completado la serie primaria de Moderna contra el COVID-19

 

La seguridad de la vacuna se estudió en miles de niños que la recibieron y no se han detectado efectos secundarios graves en el estudio. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna para todos los niños que reúnan los requisitos porque los beneficios de la vacuna para niños superan los riesgos, que son los efectos secundarios leves que se ven 1 o 2 días después de la vacunación.

Los niños y las familias pueden obtener más información sobre lo que deben esperar durante su cita de vacunación viendo nuestra Historia corta paso a paso (descargar PDF) en InglésEspañol sobre las clínicas de vacunación en Valley Children's Hospital​​​​​​​.

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos realizó una revisión cuidadosa y exhaustiva de los datos de seguridad y eficacia para los niños menores de 5 años. Las dosis de las vacunas para bebés y niños pequeños son más pequeñas que las dosis de las vacunas para adultos. Ambas pautas de vacunación mostraron una producción similar de anticuerpos tanto en los niños como en los adultos en algunos estudios. No se plantearon problemas de seguridad significativos en los ensayos, y ahora también sabemos que millones de niños mayores de cinco años han recibido la vacuna contra la COVID-19 de forma segura.

 

Existen diferentes programas de vacunación para los niños, dependiendo de la edad y de si están inmunodeprimidos. La cantidad de la dosis también varía. La dosis se basa en la respuesta del sistema inmunitario, lo cual lo diferencia de otros medicamentos para niños que se basan en el peso, pero similar a otras vacunas. Para obtener una guía completa de información sobre las dosis, visite la página de Internet de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades  pulsando aquí. Para que los niños menores de 5 años estén al día con la vacuna contra la COVID-19, se recomienda el siguiente programa de vacunación. Consulte aquí los programas de vacunación contra la COVID-19: https://www.cdc.gov/vaccines/covid-19/downloads/COVID-19-vacc-schedule-at-a-glance-508.pdf

 

Las vacunas de Moderna y Pfizer utilizan tecnología de ARN mensajero. Imagine que las vacunas de ARN mensajero son como un correo electrónico que envía instrucciones a su cuerpo para que se defienda de una infección. Cuando usted recibe una vacuna de ácido ribonucleico mensajero para el COVID-19, su cuerpo lee las instrucciones sobre qué hacer si se encuentra con el virus que causa el COVID-19. Una vez que su cuerpo aprende las instrucciones, borra el correo electrónico.

Es importante entender que las vacunas de ácido ribonucleico mensajero no cambian ni interactúan con el ácido desoxirribonucleico (ADN) de nuestros cuerpos de ninguna manera porque el ácido ribonucleico mensajero nunca ingresa en el núcleo de la célula, que es donde se encuentra el ácido desoxirribonucleico. La célula se descompone y se deshace del ácido ribonucleico mensajero poco después de terminar de utilizar las instrucciones.
 

  • Las personas que tienen antecedentes conocidos de una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna
  • Las personas que tienen fiebre el día de la vacuna
  • Las personas que están en cuarentena o aislamiento por exposición la COVID o por tener la enfermedad

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que todas las personas que reúnan los requisitos para recibir la vacuna se la apliquen, especialmente los adultos de cualquier edad con determinadas enfermedades subyacentes, ya que están en un mayor riesgo de presentar la enfermedad grave por el virus que causa COVID-19.

Las personas pueden recibir las vacunas contra la COVID-19 si no han tenido una reacción alérgica inmediata o grave a cualquiera de los ingredientes de la vacuna. Encontrará más información acerca de las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones alérgicas en el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Consulte a su profesional de la salud si tiene alguna pregunta sobre sus antecedentes médicos y la vacuna.

 

No. Usted no contraerá la enfermedad COVID-19 al recibir la vacuna contra ella porque no hay virus vivo en las vacunas contra la COVID-19.
 

Siempre que se haya recuperado de su enfermedad aguda por COVID-19 y ya no contagie, debería recibir la vacuna debido al riesgo de reinfección y a la mayor protección de la enfermedad más la vacuna.
 

Las vacunas contra el COVID-19 y otras vacunas ahora pueden administrarse sin tener en cuenta el tiempo. Esto incluye la administración simultánea de la vacuna contra el COVID-19 y otras vacunas el mismo día, así como la coadministración dentro de los 14 días.

 

La vacuna contra el COVID-19 está recomendada para las personas que están embarazadas, en periodo de lactancia, que intentan quedarse embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Cada vez hay mayor evidencia sobre la seguridad y eficacia de la vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo. Estos datos sugieren que los beneficios de recibir una vacuna contra el COVID-19 superan cualquier riesgo conocido o potencial de la vacunación durante el embarazo. Actualmente no existen evidencias de que cualquier vacuna, incluidas las vacunas contra el COVID-19, cause problemas de fertilidad en mujeres u hombres.

Las personas embarazadas y recientemente embarazadas tienen más probabilidades de enfermarse gravemente de COVID-19 en comparación con las personas no embarazadas. Recibir una vacuna contra el COVID-19 puede protegerlo de la enfermedad grave de COVID-19.

Para obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19 y el embarazo, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html

 

Se recomienda que todas las personas sigan las medidas de seguridad después de recibir la vacuna contra el COVID-19. 

Las personas vacunadas pueden contraer la enfermedad en forma leve o asintomática y, si esto ocurre, pueden transmitir la infección a otras personas.

 

Puede obtener su registro y un código QR (Tarjeta de salud SMART) en myvaccinerecord.cdph.ca.gov.

Si recibió una o más dosis en Valley Children's Hospital, la información de su vacuna (incluida la fecha de la vacuna y el número de lote) está disponible a través del portal MyChart. Si un paciente necesita mostrar la constancia de vacunacion o un resultado negativo de la prueba de COVID-19, puede hacerlo desde la aplicación MyChart en su dispositivo móvil. Hay una guía paso a paso disponible en inglés y español en la aplicación MyChart sobre cómo acceder a la constancia de vacunación o al resultado negativo.

Si necesita una tarjeta de vacuna de reemplazo, llame a la oficina Health Information Management de Valley Children's al 559-353-5404. Deberá presentar su identificación para recoger la tarjeta.

 

En Valley Children's nos hemos comprometido a mantener a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud lo más seguros posible frente a la transmisión de virus respiratorios, entre ellos, el nuevo coronavirus que ocasiona la enfermedad COVID-19. A fin de mantener a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud lo más seguros posible frente a la transmisión de virus respiratorios, se han implementado precauciones de detección adicionales y restricciones a las visitas.

Estos cambios responden a nuestro compromiso con el paciente y la atención centrada en la familia y se implementan con la convicción de que podemos continuar haciendo hincapié en la seguridad de nuestros pacientes, familias y de todos nosotros. Entre las medidas de seguridad implementadas se encuentran una mejor unidad de tratamiento del aire y de ventilación, un cuestionario acerca del estado de salud tanto del personal como de los visitantes, mantener al personal al día con sus vacunas y contar con los suministros de equipos de protección personal adecuados. 
 

Valley Children's Hospital

Valley Children's Hospital​​​​​​​ permite que dos padres o cuidadores directos estén con el paciente (también para los pacientes con COVID) mientras se encuentra hospitalizado, o durante las consultas en las clínicas de especialistas, de atención primaria, en el laboratorio y en el Departamento de pruebas por la imagen. Otros familiares y amigos podrán visitar al paciente, sin embargo deberán proporcionar prueba de que están al día con sus vacunas contra la COVID-19 y pasar un control de su estado de salud general en la entrada. Esta medida también se aplica a los niños mayores de cinco años.

Estar «al día» significa que una persona recibió la serie completa de vacunas Moderna o Pfizer, o la única dosis de la vacuna de J&J y al menos, una dosis de refuerzo, si corresponde. Debe presentar alguna de las siguientes opciones como prueba de vacunación:

No es necesario que los padres o tutores de los pacientes ingresados presenten una constancia de vacunación contra la COVID-19 ni la constancia de una prueba de COVID-19 que haya dado negativo. Si desean recibir la vacuna o hacerse una prueba, coordinaremos su realización en la habitación de su hijo.

 

Clínicas de atención especializada y consultorios de atención primaria de Valley Children's

Ambos padres (padre y madre), o cuidadores pueden acompañar a un niño a las citas en nuestras clínicas de atención especializada o en los consultorios de atención primaria. Les aconsejamos a los padres o cuidadores que organicen el cuidado de los hermanos, cuando sea posible, ya que el espacio es muy limitado en las áreas de espera.
 

Departamento de Urgencias

En este momento, las visitas al Departamento de Urgencias estarán limitadas a uno de los padres (sea la madre o el padre), tutor o cuidador directo del paciente. Si llevan al paciente a una habitación, se permitirá el ingreso del otro padre o tutor. No se permitirá el ingreso de otras visitas ni de proveedores no esenciales.

 

Cuestionario acerca del estado de salud y el uso de mascarilla

En las entradas de las instalaciones de Valley Children's se realiza un cuestionario a los pacientes, a los padres y a los tutores, con preguntas acerca de su estado de salud y un control de temperatura. Valley Children's también solicita que todas las visitas usen mascarilla en todas las instalaciones y en todo momento. (La única excepción son las unidades de pacientes hospitalizados en las instalaciones del hospital en Madera cuando el padre, la madre o el tutor está en la habitación de su hijo. Los adultos deben colocarse las mascarillas cada vez que esté presente un miembro del equipo de Valley Children's. Además, toda persona que entre al hospital Valley Children's Hospital debe usar las mascarillas quirúrgicas proporcionadas en la entrada.
 

Normas para proveedores y empleados

Todos los proveedores que ingresen a Valley Children's Hospital deben tener la vacunación completa y los refuerzos (si son elegibles para recibir una dois de refuerzo) y deben estar preparados para mostrar una constancia de la vacunación contra la COVID-19 al personal de seguridad, al momento de entrar. No hay excepciones. 

Asimismo, las vacunas son obligatorias para todos los empleados y profesionales médicos de Valley Children's. Los refuerzos también son obligatorios para todas las personas que cumplan los requisitos para recibirlos. En el caso de personas exentas por motivos médicos o religiosos aprobados, es necesario hacerse una prueba de la COVID-19 dos veces por semana.

 

Valley Children's Healthcare ofrece un verificador de síntomas de COVID-19 como recurso para orientarlo, en función de sus síntomas actuales y los de su hijo y para ayudarlo a determinar en nivel de atención médica más adecuado. Este verificador de síntomas puede encontrarse en valleychildrens.org/COVID19symptoms.

Si su hijo tiene una emergencia médica, llame al 911 o visite el departamento de urgencias más cercano. Si es necesario que vaya a la Sala de Urgencias, infórmele al personal inmediatamente después de llegar, sobre su posible exposición o síntomas que tenga.

 

Puede encontrar la información más actualizada sobre el COVID-19 en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en www.cdc.gov. También puede ver actualizaciones del Departamento de Salud Pública de California en su página sobre el COVID-19 aquí.

 

Valley Children's Hospital ha adoptado las Pautas de atención de crisis por la pandemia de SARS-CoV-2 de California para atenderr la operación del aumento y la atención de la crisis, junto con el proceso de asignación para el ingreso a la unidad de cuidados intensivo y brindar los servicios de respiración artificial y el uso de respiradores. El cambio para brindar atención de crisis ocurre en el extremo. En épocas normales, se prestan los servicios de rutina habituales mediante procedimientos operativos estándares. A medida que los recursos se reducen, desde las instalaciones hasta los suministros y el personal, los sistemas pasan de la atención convencional a la atención de contingencia. La atención de crisis se encuentra en el extremo más alejado del espectro, cuando los recursos son escasos y el foco de concentración pasa de proporcionar la mejor atención a cada paciente a brindar la mejor atención a la población de pacientes.