Preguntas frecuentes sobre la COVID-19
y sobre las vacunas contra esta enfermedad.

Entendemos que es posible que tenga preguntas sobre la COVID-19 y sobre las vacunas contra esta enfermedad. Valley Children's ha elaborado esta lista de preguntas frecuentes como recurso para mantenerlo informado y ayudar a responder las preguntas que pueda tener sobre este tema de rápida evolución.

Valley Children's Hospital es actualmente un centro de vacunación a través de MyTurn. Se recomienda programar una cita, pero no es necesario. Puede hacerlo en MyTurn.ca.gov. Se indicarán solo las clínicas actualmente programadas.

Una versión en PDF descargable de estas preguntas frecuentes está disponible en inglés y español.
 

Información para los padres acerca de las vacunas:

Entendemos que los padres pueden tener muchas preguntas sobre el COVID-19 y las vacunas del COVID-19. Además de la lista de preguntas frecuentes que aparece a continuación, Valley Children's ha desarrollado una serie de vídeos y recursos impresos para responder las preguntas y ayudar a los padres a prepararse para la cita de vacunación de su hijo.

  • Historia social: una guía paso a paso que ayuda a los niños y a las familias a prepararse para su cita de vacunación en el Valley Children's Hospital (descargar PDF) - Inglés Español
  • Serie de vídeos en YouTube: "3 cosas que hay que saber sobre el COVID-19. Vacunas para niños"

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los niños pueden contagiarse y no presentar síntomas, o tener síntomas leves, o enfermarse lo suficiente como para que sean hospitalizados. Los niños que son más propensos a enfermarse gravemente son aquellos con enfermedades médicas crónicas, incluyendo obesidad, enfermedades que debilitan el sistema inmunitario, asma y diabetes.

Aunque la mayoría de los niños que se contagian de COVID-19 se recuperan, algunos pueden enfermarse gravemente y quizás necesiten ser hospitalizados. En raras ocasiones, un niño puede morir a causa del COVID-19 o de sus complicaciones. Además, algunos niños y adolescentes que se contagian, han desarrollado enfermedades posteriores conocidas colectivamente como "COVID de larga duración". Los niños expuestos al COVID-19 o que se contagiaron también corren el riesgo de desarrollar el síndrome inflamatorio multisistémico en niños. Esta es una enfermedad rara, pero grave, asociada al COVID-19, que provoca la inflamación de diferentes órganos. Valley Children's​​​​​​​ ha tratado a más de 100 niños por este síndrome, y muchos de ellos han necesitado cuidados intensivos.

Sí, las tres vacunas son eficaces. La única contraindicación para recibir la vacuna es tener alguna reacción alérgica grave conocida a un componente de la vacuna.

Las vacunas con ARN modificado son seguras, eficaces y se ha comprobado que previenen la enfermedad grave que podría requerir hospitalización, incluidos cuidados intensivos, y la muerte. Las vacunas son menos eficaces en personas inmunodeprimidas y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha extendido la autorización y el Comité Asesor sobre Prácticas de Vacunación ha recomendado una tercera dosis de la vacuna de ácido ribonucleico mensajero por lo menos 28 días después de la segunda dosis para aquellas personas con inmunodepresión moderada o grave.

¿Quiénes se consideran personas con inmunodepresión moderada o grave?

  • Tratamiento activo de tumores sólidos y neoplasias hematológicas
  • Recepción de trasplante de órgano sólido y de tratamiento inmunodepresor ​​​​​​​
  • Recepción de linfocitos T con receptor de antígeno quimérico o trasplante de células madre hematopoyéticas (dentro de los 2 años del trasplante o de recibir tratamiento inmunodepresor)
  • Inmunodeficiencia primaria moderada o grave (p. ej., síndrome de DiGeorge, síndrome de Wiskott-Aldrich)
  • Infección por VIH avanzada o no tratada
  • Tratamiento activo con corticosteroides en dosis altas (es decir, ≥20 mg de prednisona o equivalente por día), agentes alquilantes, antimetabolitos, medicamentos inmunodepresores relacionados con trasplantes, antineoplásicos clasificados como sumamente inmunodepresores, bloqueadores del factor de necrosis tumoral y otros agentes biológicos que son inmunodepresores o inmunomoduladores.

La vacuna de Johnson & Johnson no es la preferida debido a un efecto secundario infrecuente pero a menudo mortal llamado síndrome de trombosis y trombocitopenia. Las de Pfizer y Moderna tienen riesgo de provocar un evento adverso poco frecuente, inflamación del corazón o miocarditis, que se produce más comúnmente en hombres jóvenes después de la segunda dosis de la vacuna, y que no ha sido asociada con muerte ni secuelas a largo plazo. 

Los efectos secundarios comunes son temporales y pueden incluir fiebre, escalofríos, cansancio, dolor de cabeza y dolor o inflamación en el brazo en que se aplicó la vacuna. La tos, la congestión y el goteo nasal no son efectos secundarios de la vacuna y pueden ser síntomas de infección del COVID.

Vacuna de Pfizer

  • Utiliza tecnología de ácido ribonucleico mensajero
  • Dos dosis con un intervalo de 21 días
  • Autorizada por la FDA para personas entre 5 y 15 años de edad
  • Aprobada por la FDA en personas de 16 años en adelante
  • Tercera dosis para personas de 5 años en adelante con inmunocompromiso moderado a grave
  • Refuerzos autorizados para personas de 12 años en adelante inclusive por lo menos cinco meses después de completar la serie primaria o después de la tercera dosis


Vacuna de Moderna

  • Utiliza tecnología de ácido ribonucleico mensajero
  • Dos dosis con un intervalo de 28 días
  • Autorizada por la FDA para personas de 18 años en adelante
  • Tercera dosis para personas con inmunocompromiso moderado a grave 28 días después de la segunda dosis
  • Refuerzos autorizados para personas de 18 años en adelante, al menos seis meses después de completar la serie primaria o después de la tercera dosis


Vacuna de Johnson & Johnson (también denominada vacuna Janssen)

  • Vacuna Ad26 (vector de adenovirus, de replicación incompetente)
  • Una dosis
  • Autorizada por la FDA para personas de 18 años en adelante
  • Refuerzos autorizados para personas de 18 años en adelante, al menos dos meses después de la dosis inicial
  • Asociada con un efecto secundario infrecuente pero a veces mortal, el síndrome de trombosis y trombocitopenia, por lo que ya no es una vacuna de preferencia.

La seguridad de la vacuna se estudió en miles de niños que la recibieron y no se han detectado efectos secundarios graves en el estudio. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos determinó que la vacuna de Pfizer cumple con los criterios para la autorización de uso de emergencia para niños mayores de 5 años, basándonos en la evidencia científica disponible.

Además, las respuestas inmunológicas de los niños de entre 5 y 11 años fueron comparables a las de los individuos de entre 16 y 25 años, y se encontró que la vacuna es 90.7% efectiva para prevenir la enfermedad por COVID-19 y 100% efectiva para prevenir la hospitalización. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna para todos los niños porque los beneficios de la vacuna para los niños superan los riesgos, que son los efectos secundarios leves que se observan uno o dos días después de la vacunación.

Los niños y las familias pueden obtener más información sobre lo que deben esperar durante su cita de vacunación viendo nuestra historia social paso a paso (descargar PDF) en InglésEspañol sobre las clínicas de vacunación en Valley Children's Hospital​​​​​​​.

La vacuna de Pfizer se administra como una serie primaria de dos dosis, con un intervalo de tres semanas, pero es una dosis más baja (10 microgramos) que la que se administra a las personas mayores de 12 años (30 microgramos). La dosis se basa en la respuesta del sistema inmunitario, y esto lo diferencia de otros medicamentos para niños que se basan en el peso, pero es similar a otras vacunas.

Las vacunas de Moderna y Pfizer utilizan tecnología de ácido ribonucleico mensajero. Imagine que las vacunas de ácido ribonucleico mensajero son como un correo electrónico que envía instrucciones a su cuerpo para que se defienda de una infección. Cuando usted recibe una vacuna de ácido ribonucleico mensajero para el COVID-19, su cuerpo lee las instrucciones sobre qué hacer si se encuentra con el virus que causa el COVID-19. Una vez que su cuerpo aprende las instrucciones, borra el correo electrónico.

Es importante entender que las vacunas de ácido ribonucleico mensajero no cambian ni interactúan con el ácido desoxirribonucleico (ADN) de nuestros cuerpos de ninguna manera porque el ácido ribonucleico mensajero nunca ingresa en el núcleo de la célula, que es donde se encuentra el ácido desoxirribonucleico. La célula se descompone y se deshace del ácido ribonucleico mensajero poco después de terminar de utilizar las instrucciones.
 

La vacuna de Johnson & Johnson es una vacuna de vector de adenovirus (o viral). La vacuna de vector viral lleva un gen del coronavirus a las células humanas, que luego produce la proteína de pico del coronavirus, pero no el coronavirus propiamente dicho. Esta proteína de pico es lo que hace que el sistema inmunitario se defienda de la infección. El vector adenoviral no puede replicarse, por lo que usted no puede contraer una infección por esta vacuna.
 

  • Las personas que tienen antecedentes conocidos de una reacción alérgica grave a cualquier componente de la vacuna
  • Las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson no están disponibles para personas menores de 18 años
  • La vacuna de Pfizer no está disponible para niños menores de 5 años
  • Las personas que tienen fiebre el día de la vacuna
  • Las personas que están en cuarentena o aislamiento por exposición al COVID o por tener la enfermedad
  • Las personas que han sido tratadas con plasma convaleciente o con tratamiento de anticuerpos monoclonales para el COVID-19 dentro de los últimos 90 días

La Administración de Alimentos y Medicamentos ha autorizado dos vacunas para personas mayores de 18 años y una vacuna para personas mayores de 5 años. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que todas las personas que reúnan los requisitos para recibir la vacuna se la apliquen, especialmente los adultos de cualquier edad con determinadas enfermedades subyacentes porque están expuestos a mayor riesgo de enfermedad grave del virus que causa el COVID-19.

Las personas pueden recibir las vacunas contra el COVID-19 si no han tenido una reacción alérgica inmediata o grave a cualquiera de los ingredientes de la vacuna. Encontrará más información sobre las vacunas contra el COVID-19 y las reacciones alérgicas en  el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Consulte a su profesional de la salud si tiene alguna pregunta sobre sus antecedentes médicos y la vacuna.
 

No. Usted no contraerá COVID-19 al recibir la vacuna contra el COVID-19 porque no hay virus vivo en las vacunas contra el COVID-19.
 

Siempre que se haya recuperado de su enfermedad aguda por COVID-19 y ya no contagie, debería recibir la vacuna debido al riesgo de reinfección y a la mayor protección de la enfermedad más la vacuna.
 

Las vacunas contra el COVID-19 y otras vacunas ahora pueden administrarse sin tener en cuenta el tiempo. Esto incluye la administración simultánea de la vacuna contra el COVID-19 y otras vacunas el mismo día, así como la coadministración dentro de los 14 días.

La vacuna contra el COVID-19 está recomendada para las personas que están embarazadas, en periodo de lactancia, que intentan quedarse embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Cada vez hay mayor evidencia sobre la seguridad y eficacia de la vacunación contra el COVID-19 durante el embarazo. Estos datos sugieren que los beneficios de recibir una vacuna contra el COVID-19 superan cualquier riesgo conocido o potencial de la vacunación durante el embarazo. Actualmente no existen evidencias de que cualquier vacuna, incluidas las vacunas contra el COVID-19, cause problemas de fertilidad en mujeres u hombres.

Las personas embarazadas y recientemente embarazadas tienen más probabilidades de enfermarse gravemente de COVID-19 en comparación con las personas no embarazadas. Recibir una vacuna contra el COVID-19 puede protegerlo de la enfermedad grave de COVID-19.

Para obtener más información sobre las vacunas contra el COVID-19 y el embarazo, visite https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/vaccines/recommendations/pregnancy.html

Se recomienda que todas las personas sigan las medidas de seguridad después de recibir la vacuna contra el COVID-19. 

Las personas vacunadas pueden contraer la enfermedad en forma leve o asintomática y, si esto ocurre, pueden transmitir la infección a otras personas.

Puede obtener su registro y un código QR (Tarjeta de salud SMART) en myvaccinerecord.cdph.ca.gov.

Si recibió una o más dosis en Valley Children's Hospital, la información de su vacuna (incluida la fecha de la vacuna y el número de lote) está disponible a través del portal MyChart. Si un paciente necesita mostrar la constancia de vacunacion o un resultado negativo de la prueba de COVID-19, puede hacerlo desde la aplicación MyChart en su dispositivo móvil. Hay una guía paso a paso disponible en inglés y español en la aplicación MyChart sobre cómo acceder a la constancia de vacunación o al resultado negativo.

Si necesita una tarjeta de vacuna de reemplazo, llame a la oficina Health Information Management de Valley Children's al 559-353-5404. Deberá presentar su identificación para recoger la tarjeta.

En Valley Children's hemos asumido el compromiso de mantener a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud lo más seguros posible frente a la transmisión de virus respiratorios, incluido el nuevo coronavirus que ocasiona la enfermedad COVID-19. A fin de mantener a nuestros pacientes, familias y profesionales de la salud lo más seguros posible frente a la transmisión de virus respiratorios, se han implementado precauciones de detección adicionales y restricciones a las visitas.

Estos cambios responden a nuestro compromiso con el paciente y la atención centrada en la familia y se implementan con la convicción de que podemos continuar haciendo hincapié en la seguridad de nuestros pacientes, familias y de todos nosotros. Las medidas de seguridad implementadas incluyen la mejora del tratamiento del aire o ventilación, pruebas de detección del personal y las visitas, vacunación continua del personal y suministros de equipos de protección personal adecuados. 
 

Valley Children's Hospital

Valley Children's Hospital​​​​​​​ permite la presencia de dos padres o cuidadores directos por paciente (incluidos los pacientes de COVID) mientras se encuentra hospitalizado, junto con las consultas en las clínicas de especialistas y de atención primaria, en el laboratorio y en el Departamento de pruebas por la imagen. Otros familiares y amigos podrán hacer visitas, aunque estos visitantes adicionales deberán mostrar pruebas de estar al día con sus vacunas de COVID-19 y pasar un control de salud general en la entrada. Esto incluye a niños de 5 años o más.

Estar "al día" significa que una persona recibió la serie completa de vacunas Moderna o Pfizer, o su dosis única de J&J, y al menos una dosis de refuerzo, si es elegible. Las opciones para mostrar constancia de vacunación son las siguientes:

No se requiere que los padres o tutores de pacientes ingresados presenten una constancia de vacunación contra el COVID-19 ni una prueba de COVID-19 con resultado negativo. Si quisieran recibir la vacuna o una prueba, coordinaremos la realización en la habitación de su hijo.

 

Centros de cuidados especializados y consultorios de atención primaria de Valley Children's

Dos padres, madres o cuidadores pueden acompañar a un niño a las citas en nuestros consultorios de cuidados especializados o atención primaria. Les aconsejamos a los padres o cuidadores que organicen las visitas para los hermanos, cuando sea posible, ya que el espacio es muy limitado en las áreas de espera.
 

Departamento de Urgencias

En este momento, las visitas al Departamento de Urgencias estarán limitadas a un padre, madre, tutor o cuidador directo de los pacientes. Si el paciente es colocado en una habitación, se permitirá el ingreso de un segundo padre, madre o tutor. No se permitirá el ingreso de otras visitas y proveedores no esenciales.

 

Política de pruebas de detección y uso de mascarilla

Se realizan pruebas de detección a los pacientes y padres o tutores en todas las entradas, en las instalaciones de Valley Children's; con preguntas respecto de la salud y un control de temperatura. Valley Children's también requiere que todas las visitas usen mascarilla en todos los lugares y en todo momento. (La única excepción son las unidades de pacientes hospitalizados del campus de Madera Hospital cuando un padre, madre o tutor está en la habitación de su hijo. Los adultos deben colocarse las mascarillas cada vez que haya presente un miembro del equipo de Valley Children's. Además, toda persona que ingrese en Valley Children's Hospital debe usar las mascarillas quirúrgicas proporcionadas en el punto de detección.
 

Pautas para proveedores y empleados

Todos los proveedores que ingresen a Valley Children's Hospital deben tener la vacunación completa y los refuerzos (si son elegibles para recibir una dois de refuerzo) y deben estar preparados para mostrar una constancia de la vacunación contra el COVID-19 al personal de seguridad al momento de ingresar. No se admiten excepciones. 

Asimismo, las vacunas son obligatorias para todos los empleados y profesionales médicos de Valley Children's. Los refuerzos también son obligatorios para todas las personas que cumplan los requisitos para recibirlos. En el caso de personas exentas por motivos médicos o religiosos aprobados, se requiere una prueba de COVID-19 dos veces por semana.

 

Valley Children's Healthcare ofrece un verificador de síntomas de COVID-19 como recurso para orientarlo, en función de sus síntomas actuales y los de su hijo y para ayudarlo a determinar en nivel de atención médica más adecuado. Este verificador de síntomas puede encontrarse en valleychildrens.org/COVID19symptoms.

Si su hijo tiene una emergencia médica, llame al 911 o visite el departamento de urgencias más cercano. Si corresponde una visita a la sala de emergencias, infórmele al personal sobre su posible exposición o síntomas inmediatamente después de llegar.

 

Puede encontrar la información más actualizada sobre el COVID-19 en los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, en www.cdc.gov. También puede ver actualizaciones del Departamento de Salud Pública de California en su página sobre el COVID-19 aquí.

 

Valley Children's Hospital ha adoptado las Pautas de atención de crisis por la pandemia de SARS-CoV-2 de California para gestionar la operación del aumento y la atención de la crisis, incluido el proceso de asignación para el ingreso y ventilación en la unidad de cuidados intensivo. El cambio para brindar atención de crisis ocurre en el extremo. En épocas normales, se prestan los servicios de rutina habituales mediante procedimientos operativos estándares. A medida que los recursos se reducen, desde las instalaciones hasta los suministros y el personal, los sistemas pasan de la atención convencional a la atención de contingencia. La atención de crisis se encuentra en el extremo más alejado del espectro, cuando los recursos son escasos y el foco de concentración pasa de proporcionar la mejor atención a cada paciente a brindar la mejor atención a la población de pacientes.