En esta sección

Anthony Linares: inspirado y pujante

Foto de Anthony¿Qué significa ser un superviviente? Para un Anthony Linares de 22 años, significa estar bien equipado y lo suficientemente fuerte como para sobrellevar lo que la vida le pueda deparar.

«Como un superviviente de cáncer de cerebro, he transitado experiencias muy atemorizantes y dolorosas», explica Anthony. «Aquellas experiencias me formaron como la persona que soy hoy».

Ahora Anthony trabaja en Starbucks y, a partir de enero del 2021, asistirá al programa de Enfermería Titulada en Fresno City College. Su objetivo es aprobar el programa de dos años y comenzar la carrera profesional como enfermero titulado, inspirado las enfermeras que lo atendió en Valley Children's.

«Recuerdo a mi enfermera, Jessica, quien se tomó el trabajo de escuchar mis sentimientos y de compartir su propia historia como una superviviente del cáncer mientras me llevaba en una silla de ruedas a tomar aire y a escaparme de la cama del hospital», comparte Anthony. «También me acuerdo de Jennifer, que pasó tiempo conmigo en su horario de almuerzo a las 3 a.m., contándome historias sobre su vida y mostrándome fotos de sus mascotas y de su familia durante esas noches en vela que pasé en el Hospital. Cuando me reciba de enfermero titulado, quiero ser como Jessica y Jennifer. Quiero ir más allá de las posibilidades que ofrece a la enfermería».

Cuando Anthony no está estudiando o trabajando, disfruta de tocar la guitarra, trabajar y surfear. Su amor por el surf en realidad se originó cuando asistió al evento de Supervivientes de Cáncer Infantil en Valley Children's, «Surfeando por la Esperanza».

¿Qué consejo les daría Anthony a los pacientes pediátricos con cáncer que aún están luchando? Él dice que compartiría letras de canciones como Before the morning, de Josh Wilson, una canción que lo acompañó a través de sus momentos más difíciles en el Hospital.

«¿Te atreverías, te atreverías a creer que todavía tienes una razón para cantar? Porque el dolor que has estado sintiendo no puede compararse con la alegría que vendrá. Entonces, espera, tienes que esperar a que venga la luz, sigue adelante y libra una buena batalla. Porque la pena que has estado sintiendo es solo la oscuridad antes de la mañana».

 

Pulse aquí para leer más historias sobre los participantes del Programa de Supervivencia del Cáncer Infantil.