En esta sección

Hipocalcemia en el recién nacido

Aspectos generales

La hipocalcemia ocurre cuando una persona no tiene suficiente calcio en la sangre. En los bebés, se llama hipocalcemia neonatal. El bebé puede tener esta afección en diferentes momentos y por diferentes causas. Hay 2 tipos de hipocalcemia en los recién nacidos:

  • Hipocalcemia temprana. Ocurre en los primeros 2 a 3 días de vida del bebé. Hasta cierto punto, es parte de un proceso de desarrollo normal. Es más probable que desaparezca con un apoyo nutricional.
  • Hipocalcemia tardía. Comienza en las primeras semanas después del nacimiento y es menos probable que desaparezca.

Causas

La hipocalcemia temprana puede tener muchos factores asociados y suele desaparecer.

Actualmente, la hipocalcemia tardía es inusual. Solía ser causada por beber leche de vaca o leche artificial que tenían demasiado fosfato, porque el calcio está relacionado con los niveles de fósforo en el cuerpo. Esta ya no es una causa frecuente.

La hipocalcemia puede deberse a un problema con la hormona paratiroidea. Las glándulas paratiroideas del cuello producen esta hormona, que ayuda a mantener la cantidad de calcio y fósforo en sangre en un nivel normal. Los niveles bajos de hormona paratiroidea pueden causar una escasa cantidad de calcio en la sangre. Muchas enfermedades, como el síndrome de DiGeorge (síndrome de deleción 22q11.2), pueden causar niveles bajos de hormona paratiroidea. Los niveles bajos de magnesio también pueden causar niveles bajos de calcio. Esto se debe a que los niveles de calcio están relacionados con los niveles de magnesio. Se pueden observar niveles altos de fósforo y niveles bajos de calcio en personas y bebés con insuficiencia renal. Esto se debe a que los riñones no pueden eliminar el fósforo.

Factores de riesgo

La hipocalcemia es más frecuente en bebés prematuros o que tienen bajo peso al nacer. Esto se debe a que sus glándulas paratiroides no están maduras. Los bebés cuyo crecimiento fue más lento de lo normal antes de nacer pueden tener más probabilidades de padecer hipocalcemia grave. Esto ocurre porque es poco el calcio que atraviesa la placenta. La hipocalcemia también puede ocurrir en bebés que nacen en un parto difícil y en bebés cuyas mamás tienen diabetes.

Síntomas

Es posible que los signos de hipocalcemia no sean fáciles de identificar en los recién nacidos. La mayoría de los bebés no tienen síntomas. Si un bebé tiene síntomas, pueden ser:

  • Mal humor (irritabilidad)
  • Espasmos musculares
  • Nerviosismo
  • Temblores
  • Alimentación deficiente
  • Letargo
  • Convulsiones

Los síntomas de la hipocalcemia en el recién nacido pueden parecerse a los de otras enfermedades. Asegúrese de que su hijo vea a un profesional de la salud para recibir un diagnóstico.

Diagnóstico

El profesional de la salud que se ocupa de su bebé lo examinará. También hará pruebas para verificar la cantidad de calcio en la sangre del bebé.

Tratamiento

Es posible que esta enfermedad mejore sin tratamiento, especialmente si no hay síntomas. La hipocalcemia temprana suele desaparecer en pocos días. Los bebés con hipocalcemia pueden recibir suplementos de calcio en la alimentación o por vía intravenosa.

Puntos claves

  • La hipocalcemia ocurre cuando un niño no tiene suficiente calcio en la sangre.
  • Hay 2 tipos de hipocalcemia en los recién nacidos. La hipocalcemia temprana comienza unos días después del nacimiento y suele desaparecer. La hipocalcemia tardía comienza en las primeras semanas de vida y es posible que no desaparezca.
  • Esta enfermedad es más frecuente en bebés prematuros o que tienen bajo peso al nacer.
  • Si bien los síntomas pueden ser difíciles de identificar, pueden incluir alimentación deficiente, espasmos musculares y letargo.
  • Es posible que esta enfermedad mejore sin tratamiento, especialmente si no hay síntomas.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la visita, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudio nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes