El amor ayuda a Sarah a sobrellevar su tratamiento contra la leucemia

Cuando Sarah y su familia recibieron el inesperado y poco usual diagnóstico, supieron exactamente a dónde acudir.

Los padres de Sarah empezaron a notar cantidades anormales de moretones en las piernas de la niña, más de los que tendría una típica niña activa de quinto grado. Decidieron llevarla a Valley Children's y, tras unas cuantas pruebas, se dieron cuenta de que su decisión, en última instancia, había salvado la vida de su hija.

«La leucemia que tenía Sarah es muy rara. La razón por la que hay que diagnosticarla de inmediato es que los pacientes pueden enfermar muy rápido y tener muchos problemas de hemorragias», explica la Dra. Vonda Crouse, hematóloga y oncóloga pediátrica.

Apenas unos días después de que los médicos de Valley Children's le diagnosticaran leucemia promielocítica, Sarah comenzó su tratamiento. Este tratamiento requirió que permaneciera en el Hospital durante 30 días seguidos, antes de poder terminar la quimioterapia en la comodidad de su propia casa. Sin embargo, el tratamiento debilitó su sistema inmunitario, lo que la obligó a estar fuera de la escuela y alejada de sus amigos.

De todas maneras, esto no impidió que sus padres, compañeros de clase y profesores le demostraran su amor. El personal docente ayudó a sus compañeros a hablar con ella por videochat los meses en que no pudo ir a la escuela, y le hicieron una pancarta para mostrarle su cariño y apoyo.

Hoy, nueve meses después, Sarah ya completó el tratamiento con quimioterapia y goza de un excelente estado de salud.

«Me sorprendí, porque pensé que no se acabaría nunca. Estoy muy feliz con lo que logré», afirma Sarah.

El amor que su familia, sus compañeros de clase, sus profesores y sus médicos le hicieron sentir no solo la ayudó a superar su experiencia con el cáncer, sino también a sobrellevarlo con una sonrisa.

Más información sobre el principal centro de cáncer pediátrico del centro de California

El Valley Children's Cancer & Blood Disorders Center, uno de los principales centros de cáncer pediátrico de la Costa Oeste, es el único que brinda servicios de oncología pediátrica entre Los Ángeles y el Área de la Bahía. Más información sobre cómo nuestro equipo de expertos en cáncer pediátrico y trastornos sanguíneos trabajan juntos para tratar a más de 1,000 pacientes oncológicos cada año.