Cuidado por generaciones: la historia de Ryker y Jessica

En 1989, Jessica Neal estaba en el útero de su madre cuando la enfermera Joyce realizó un ecocardiograma fetal, una prueba que sirve para detectar y diagnosticar enfermedades cardíacas. Los resultados de esta prueba le permitieron al cardiólogo, el Dr. James Prochazka, detectar el rabdomioma de Jessica, un tumor benigno en el costado izquierdo de su corazón. Más tarde ese mismo año, Jessica se sometió a una cirugía para extraer el tumor que era más grande que su pequeño corazón y ella pudo recuperarse completamente.

Hoy, Jessica tiene 31 años y tuvo otro ecocardiograma fetal a comienzos de este año... pero esta vez fue para su hijo por nacer que se encontraba en el útero, el bebé Ryker. El ecocardiograma fetal reveló que el bebé Ryker tenía tetralogía de Fallot, un pequeño orificio en su corazón que requería cirugía.

Treinta años después del mes en el que Jessica tuvo su operación, se reparó el corazón de Ryker y ahora está creciendo para convertirse en un niño saludable y feliz. Jessica compartió su historia con el cardiólogo de Ryker, el Dr. John Caton, y durante la hospitalización del bebé Ryker, ella tuvo la oportunidad de recuperar el contacto con la enfermera Joyce, ahora asistente de un médico, quien le había realizado su ecocardiograma hace 30 años, y el Dr. Prochazka, cardiólogo de Jessica, quien también sigue siendo un miembro muy especial de nuestra red de profesionales. 

"Quienes cuidaban a Ryker me hicieron sentir que realmente amaban a mi hijo… Podríamos haber recurrido a cualquier otro lugar en busca de un tratamiento, pero luego de reunirnos con el Dr. Caton, estuve segura de que aquí era donde debíamos estar", afirma Jessica. "Mis padres también expresaron lo felices que se encontraban con mi atención y yo supe que sería la misma, sino mejor para Ryker. El hecho de que prefesionales médicos como el Dr. Prochazka y Joyce permanezcan aquí luego de tantos años me demuestra que realmente aman lo que hacen".

Fotografía del cardiólogo pediátrico Dr. John Caton, Jessica, el bebé Ryker y el cardiólogo pediátrico Dr. James Prochazka

El Dr. John Caton, Jessica, el bebé Ryker y el Dr. James Prochazka