Madison y Mackenzie: únicas pero iguales

Meses antes del nacimiento de las mellizas Madison y Makenzie, una ecografía reveló que una de las hermanas necesitaría tratamiento para la anomalía de Ebstein. La anomalía de Ebstein es una enfermedad cardíaca rara, congénita y potencialmente mortal que puede ocasionar que se filtre sangre a través de las válvulas, lo que perjudica el funcionamiento del corazón. Las personas con anomalía de Ebstein pueden necesitar un tratamiento para salvar su vida al nacer, que puede implicar la reparación o sustitución de la válvula, o pueden vivir durante años sin tratamiento. Luego del nacimiento, Madison pasó semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de nivel IV de Valley Children's y luego se sometió a una cirugía a corazón abierto para reparar el orificio de su corazón.

Más de seis años después, la única forma de saber que Madison tuvo una cirugía es por una pequeña cicatriz que tiene en su pecho. Incluso su cardiólogo pediátrico, el Dr. Kenneth Rouillard, tiene dificultades para distinguir a las hermanas. A Madison le encanta tomar clases de baile, cantar con su hermana Makenzie y perseguir a su hermano mayor, Travis. Cuando sea grande, Madison quiere ser maestra y ayudar a los niños a concretar sus sueños.

Atención experta que viene del corazón

En Valley Children's, nuestro equipo de especialistas en cardiología pediátrica ofrece una atención excepcional desde antes del nacimiento hasta la edad adulta. El equipo de especialistas en cardiología pediátrica de Willson Heart Center es pionero en nuevos tratamientos y atiende a más de 9,000 familias al año. Más información sobre cómo nuestro equipo ayuda a niños como Madison a cumplir sus sueños y a escuchar a su corazón.