"Nos acompañaron a todos": la historia de Bobby

En 1996, Valley Children's expandió su atención neonatal abriendo unidades de cuidados intensivos neonatales de nivel II de Adventist Health en Hanford y Mercy Medical Center en Merced. Durante 25 años, nuestros expertos especialmente capacitados han atendido a los pacientes más pequeños que nacen antes de las 32 semanas de gestación o luego, cuyo peso no alcanza los 1500 gramos y necesitan cuidados complejos, como Bobby.

La mamá de Bobby, quien reside en Hanford desde hace un largo tiempo, llevaba 24 semanas de embarazo cuando empezó a tener algunas complicaciones que requerían reposo. Con gran hinchazón y una alta presión arterial que no se podía controlar, se decidió que Lori tendría que dar a luz a su bebé de manera prematura para proteger su propia salud y la de su hijo. El 12 de abril de 1996, Lori dio a luz a Bobby con tan solo 29 semanas de gestación, y él se convirtió en uno de los primeros pacientes de nuestra unidad de cuidados intensivos neonatales en Hanford. Con un peso de 1 lb 14 oz, Bobby fue rápidamente trasladado a Valley Children's para ser tratado por los mejores médicos en esta región, especializados en la atención de los pacientes más pequeños.

"Sentí temor de dar a luz a mi hijo antes de tiempo y me dolió separarme de él cuando sentía que debía estar lo más cerca posible de mi corazón. Sin embargo, lo que me dio fuerzas fue saber que los expertos de Valley Children's podían atender a Bobby mientras yo debía cuidarme a mí misma", afirmó Lori. "Para poder acompañarlo toda su vida, debía separarme de él durante sus primeros días de vida, y saber que se encontraba en las mejores manos con expertos en los que confiaba me hizo sentir que estaba haciendo lo correcto".

Bobby era pequeño pero poderoso para su tamaño, y en el transcurso de dos meses, aumentó de peso y fue atendido por muchos expertos de Valley Children's, entre ellos alguien a quien todavía llama "Tía Margaret". Ella era una de las enfermeras de Bobby, quien lo acompañaba todos los días, y llegó a conocer a toda su familia durante sus visitas. "Al encontrarse saludable, Bobby solo estaba en la unidad de cuidados intensivos neonatales para crecer, y agradezco a Margaret y a todo el equipo que lo atendió porque no solo lo acompañaron a él sino a todos nosotros", agregó Lori.

Hoy en día, con 25 años de edad, Bobby es asistente del sheriff en Kings County y sigue en contacto con su "Tía Margaret". Su hermana mayor, Kelsey, inspirada al ver a los equipos que atendieron a su hermano menor, se convirtió en enfermera titulada.
 

Fotografía actual de Bobby

En la actualidad Bobby es asistente del sheriff en Kings County


Si un bebé nace antes de lo previsto, o si tiene una enfermedad compleja que necesita atención especializada, tenemos la suerte de contar con la experiencia, compasión y devoción incomparables de algunos de los equipos más experimentados. Lo que hace especial a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de Valley Children's es el compromiso de nuestro personal que cuida a los pacientes y a sus familias, y que así lo han hecho desde el principio.