A través de los ojos de nuestros sobrevivientes

Todo el mundo tiene una historia. A veces, no hay palabras para expresar el impacto de una historia en la vida de una persona. Cuando faltan las palabras, las fotografías pueden ser un buen narrador de la historia.

PhotoVoice es un proyecto que empodera y fomenta la reflexión, en el que sobrevivientes de cáncer pediátrico de Valley Children's seleccionaron cinco temas relacionados con su lucha contra el cáncer. Para cada área, se pidió a los supervivientes que fotografiaran imágenes que les resonaran cuando pensaban en ese tema.

¿El resultado?
Más allá de lo que las palabras pueden expresar.
 

 

Conozca a nuestros sobrevivientes

Fotografía de Clinton, uno de los participantes de PhotoVoice

Clinton, 23

Con tan solo 2 años, a Clinton le diagnosticaron sarcoma de Ewing. Entonces, seguramente era demasiado joven para comprender qué le estaba sucediendo en ese momento, pero su vida cambió para siempre, condicionado a partir de entonces a años de tratamiento, fisioterapia y citas de seguimiento. El diagnóstico inicial puede que quede lejos, pero el impacto de su lucha contra el cáncer todavía es evidente en su vida actual.

Su participación en el Programa de supervivencia del cáncer infantil de Valley Children's le ha permitido conectar con otras personas que han vivido historias parecidas a la suya.


Foto de Emily, participante de PhotoVoice

Emily, 17

Si Emily tuviera que describir su lucha contra el cáncer en tres palabras, elegiría: «difícil, enriquecedora y motivadora». Estas palabras quedan reflejadas en la fotografía de Emily y en su visión de la vida. A Emily le diagnosticaron rabdomiosarcoma cuando tenía 4 años. Desde que terminó el tratamiento y tras su participación en el programa de supervivencia del cáncer infantil, se ha dado cuenta de que verdaderamente es una sobreviviente del cáncer y de que ahora tiene la posibilidad de adueñarse de esa experiencia y seguir adelante con su vida.

 


Foto de Savannah, participante de PhotoVoice

Savannah, 28

Cuando a los 16 años le dijeron que tenía cáncer, Savannah pensó: «¿Y qué hay que hacer ahora?». Savannah nunca vio el diagnóstico de rabdomiosarcoma como algo irreparable, sino más bien como un obstáculo en el camino. Tras colaborar en el Programa de supervivencia del cáncer infantil de Valley Children's por ocho años, Savannah reconoce la importancia de un proyecto como PhotoVoice.

«PhotoVoice me ha enseñado que una imagen desencadena miles de emociones», nos comentaba. «Una misma fotografía puede representar el dolor y el miedo, pero también el amor y la confianza. Estas fotografías que hemos tomado representan una experiencia que no sabría cómo describir en palabras».


Fotografía de Scott, participante de PhotoVoice

Scott, 34

Si un niño a quien recientemente le han diagnosticado cáncer le pidiera consejo, Scott le diría unas palabras sabias y muy valiosas: «No sientas que tienes que ser Superman. Di lo que te pase por la cabeza, incluso cuando no sepas cómo decirlo ¡y LUCHA! Pase lo que pase, no te rindas, incluso cuando sientas que quieras rendirte».

Estas palabras llegan tras años de su propia experiencia. En 2001, cuando tenía 16 años, a Scott le diagnosticaron un rabdomiosarcoma alveolar en estadio II, un cáncer que se forma en el tejido blando. Tres años más tarde, cuando el cáncer ya estaba en remisión, Scott recibió la devastadora noticia de que el cáncer se había reproducido, pero en esta ocasión se trataba de una leucemia mielógena crónica, un cáncer de las células de la sangre que comienza en la médula ósea. Para él, el Programa de supervivencia del cáncer infantil de Valley Children's ha sido como una terapia, que le ha permitido tener voz y encontrar sentido.


Foto del doctor John Gates, participante de PhotoVoice

El doctor John Gates, director médico de Programa de supervivencia del cáncer infantil de Valley Children's, parte del Cancer & Blood Disorders Center

Cuando tenía 5 años, al doctor John Gates le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda. Durante años de quimioterapia, radiación y un trasplante de médula ósea experimental, el doctor Gates experimentó de primera mano los desafíos de los tratamientos, incluidas dos recaídas. En 2005 empezó a trabajar en el Valley Children's Cancer & Blood Disorders Center y, más tarde, lanzó el Programa de supervivencia del cáncer infantil, único en la región. Para el proyecto PhotoVoice, es simplemente «John» en su voluntad de reflejar y compartir su experiencia con el cáncer como sobreviviente y no como médico.