Un milagro para el «músico»

Valley Children's ayuda a una familia a alcanzar el milagro de la movilidad

Todos los días ocurren milagros en Valley Children's Hospital, y la familia Thomas esperaba que uno de estos milagros fuera para su hijo Anthony, de 2 años. Esperaron semana tras semana que llegara el milagro. Los días parecían años. «El primer mes sufrí mucha ansiedad», aseguró Timica Thomas, la madre de Anthony, al recordar la situación aterradora de ver a su hijo gravemente herido en el Hospital. «No se movía», agregó. «Nadie nos garantizaba que Anthony pudiera volver a moverse».

El pequeño Anthony fue ingresado en Valley Children's Hospital el 16 de mayo de 2009 con un traumatismo en la columna cervical. «Ese día, lo dejé en casa de mi prima y me llevé a mis hijas de compras», contó Timica. «No estaba lejos, solo a un par de calles, cuando recibí la llamada», continuó. Era su prima, con noticias devastadoras. Anthony se había caído de la litera de su primo mientras jugaba a videojuegos. Como resultado de la caída, Anthony se fracturó las dos primeras vértebras del cuello.

Los daños en la parte superior de la columna vertebral suelen provocar parálisis de los músculos de la pared torácica y afectar el control neurológico de la respiración. La caída le quitó literalmente la respiración a Anthony. Necesitó una traqueostomía y un respirador para sobrevivir. También tuvieron que colocarle una órtesis de halo para estabilizarle el cuello mientras las vértebras sanaban.

«La lesión de Anthony se complicó porque el daño en la médula espinal estaba muy arriba en la columna cervical», explicó la Dra. Jennifer Crocker, directora médica del Centro de Rehabilitación Pediátrica de Valley Children's. «Muchos de los sistemas vitales estaban afectados».

Durante más de cuatro semanas de su hospitalización, Anthony no pudo mover ninguna parte del cuerpo por debajo del cuello y tuvo la cabeza sujetada con una órtesis de halo. Pese a todo, la boca y los ojos expresivos de Anthony seguían llenos de vida. «Las enfermeras le decían "el músico" porque balbuceaba a todas horas», contó Timica.

Los padres de Anthony eran conscientes de la magnitud del daño neurológico que la caída le había provocado a su hijo, pero nunca perdieron la esperanza de conseguir el mejor desenlace para él. Continuaron esperando un milagro.

«Después de aproximadamente un mes y medio hospitalizado, Anthony me apretó la mano», recordó su padre, que también se llama Anthony. «Llamé a una enfermera y se lo mostré, y de repente todo el mundo estaba en la habitación: médicos, enfermeras… todos». El milagro había llegado para la familia Thomas.

Durante muchos meses, la recuperación de Anthony sumó infinidad de pequeños pasos, pero su padre y su madre tenían motivos para creer que su hijo recuperaría más funciones neurológicas, y que quizá podría sentarse sin apoyo o incluso, con el tiempo, dejar la silla de ruedas para ayudarse solo con un andador.

«Pese a su corta edad, Anthony mostró gran tenacidad y una actitud maravillosa durante la rehabilitación», señaló la Dra. Crocker.

Tras cuatro meses hospitalizado, el 15 de septiembre, Anthony recibió el alta y se fue a casa en silla de ruedas y con la ayuda de un respirador. Años después de la lesión, Anthony es todo un experto con su nueva versión de andador. El aparato, conocido como Kid Walk, tiene un asiento que soporta su peso, pero debe usar las piernas para moverse. «¡Le encanta!», exclamó Timica.

Todas las noches, Anthony pide ayuda para meterse en la cama sin el Kid Walk. «Pongo mis manos así», explicó su madre, haciendo como si tomara la cintura del niño con las manos. «Y lo ayudo a caminar hasta la cama».

«Estamos agradecidos de haber podido trabajar con un niño y una familia tan increíbles, y esperamos ver más progreso en el futuro», dijo la Dra. Crocker.

Christopher Reeve, famoso por su papel como Superman, recibió elogios por sus logros heroicos tras su lesión de la columna vertebral. El equipo médico de Valley Children's Hospital ha tenido el honor de tratar a Anthony Thomas y ya conoce a otro héroe que ha vencido una grave lesión de la médula espinal. Para nosotros, aquí en Valley Children's, Anthony es «el músico».