En esta sección

Estridor en niños

Aspectos generales

El estridor es un sonido ruidoso o muy agudo al respirar. Es un signo de que las vías respiratorias altas están parcialmente obstruidas. Puede involucrar la nariz, la boca, los senos paranasales, la laringe o la tráquea.

Causas

El estridor puede tener muchas causas. Estas son algunas de las causas más comunes de estridor en los niños:

  • Defectos de nacimiento (congénitos) en la nariz y la garganta, la laringe o la tráquea del niño
  • Infecciones como crup, epiglotitis o amigdalitis, y abscesos en la parte posterior de la garganta
  • Tragar sustancias tóxicas
  • Tragar porciones de alimentos u objetos pequeños que quedan atrapados en las vías respiratorias altas
  • Lesiones en la mandíbula o el cuello

Otras enfermedades también pueden causar estridor. Por ejemplo, los problemas neurológicos pueden interferir en la respiración normal. O una reacción alérgica puede hacer que las vías respiratorias se inflamen. Los tumores también pueden obstruir las vías respiratorias.

Factores de riesgo

Las vías respiratorias en un niño son más cortas y estrechas que en un adulto. Por este motivo, es más probable que un niño tenga problemas de obstrucción de las vías respiratorias.

Síntomas

El principal síntoma de estridor es el ruido que se escucha mientras su hijo respira. El sonido del estridor depende de dónde se encuentre la obstrucción en las vías respiratorias altas.

Si su hijo tiene estridor que se repite, es posible que tenga problemas para comer y beber, y poco aumento de peso.

Diagnóstico

El profesional de la salud le preguntará sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo. Luego le hará un examen físico a su hijo. El profesional de la salud puede remitirlo a un médico especialista en oído, nariz y garganta.

Si su hijo tiene estridor, el profesional de la salud puede indicar estudios para encontrar la causa. Los estudios pueden incluir:

  • Radiografías. Se pueden hacer radiografías de tórax y cuello.
  • Tomografía computarizada o imagen por resonancia magnética. Estos son estudios más detallados de los órganos internos. Su hijo puede necesitar estos estudios para que el médico especialista en oído, nariz y garganta vea la anatomía del tórax y del cuello.
  • Laringoscopia. Se utiliza un instrumento especial para revisar la parte posterior de la garganta y la laringe.
  • Broncoscopia. Se utiliza un instrumento especial para revisar la garganta, la laringe, la tráquea y los conductos que llevan a los pulmones (bronquios).
  • Espirometría. Se trata de una prueba sencilla que verifica la cantidad de aire que se inhala y se exhala. También mide la rapidez con la que exhala el aire. Es difícil evaluar a los niños pequeños mediante una espirometría.
  • Oximetría de pulso. Un oxímetro es un dispositivo pequeño que mide la cantidad de oxígeno en la sangre. Se coloca un sensor pequeño en un dedo de la mano o del pie. Cuando el dispositivo está encendido, se puede ver una pequeña luz roja en el sensor. El sensor no provoca dolor, y la luz roja no se calienta.
  • Cultivo de esputo. Una muestra del material (esputo) que se expulsa de los pulmones al toser se envía al laboratorio para comprobar si hay infección.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de los síntomas, la edad y el estado de salud general de su niño. También dependerá de la gravedad de la anomalía.

El profesional de la salud que atiende a su hijo puede simplemente observar y volver a revisar a su hijo para detectar ciertas enfermedades que causan estridor. El tratamiento consta de lo siguiente:

  • Remisión a un médico especialista en oído, nariz y garganta
  • Cirugía, si el estridor es grave
  • Medicamentos por boca o inyecciones para reducir la inflamación de las vías respiratorias o tratar una infección
  • Hospitalización y cirugía de emergencia, según la gravedad del estridor

Complicaciones

Si no se trata, el estridor puede obstruir las vías respiratorias del niño. Esto puede se poner la vida en peligro o, incluso, causar la muerte.

Cuándo se debe llamar al profesional de la salud

Llame al profesional de la salud de su hijo si hace ruidos o emite un sonido muy agudo al respirar.

Llame al 911 u obtenga ayuda médica de inmediato si su hijo tiene signos o síntomas de obstrucción grave de las vías respiratorias. Estos signos pueden incluir:

  • Jadeos para tomar aire, ahogos
  • Ensanchamiento de las fosas nasales al respirar
  • Hundimiento de las áreas entre las costillas al respirar
  • Cambio en el comportamiento
  • Piel de color azulado
  • Desmayos

Puntos claves

  • El estridor es un sonido ruidoso o muy agudo al respirar.
  • Por lo general, es causado por una obstrucción o estrechamiento de las vías respiratorias altas de su hijo.
  • Algunas causas comunes del estridor en niños son las infecciones y los defectos de nacimiento en la nariz, la garganta, la laringe o la tráquea de su hijo.
  • El sonido del estridor depende de dónde se encuentre la obstrucción en las vías respiratorias altas.
  • El estridor por lo general se diagnostica en función de los antecedentes médicos y un examen físico.
  • El niño puede necesitar hospitalización y cirugía de emergencia, según la gravedad del estridor.
  • Si no se trata, el estridor puede obstruir las vías respiratorias del niño. Esto puede se poner la vida en peligro o, incluso, causar la muerte.

Próximos pasos

Recomendaciones para aprovechar al máximo la consulta con el profesional de la salud:

  • Conozca el motivo de la consulta y defina su objetivo.
  • Antes de la consulta, anote las preguntas que desea hacerle al profesional de la salud.
  • Durante la visita, anote el nombre de cualquier diagnóstico, medicamento, tratamiento o estudio nuevos. También anote las nuevas instrucciones que le dé el profesional de la salud.
  • Pregunte por qué se le receta a su hijo cada nuevo medicamento o tratamiento y cómo lo ayudará. También conozca los efectos secundarios.
  • Pregunte si la anomalía de su hijo se puede tratar de alguna otra manera.
  • Pregunte por qué se recomienda determinado estudio o procedimiento y qué podrían significar los resultados.
  • Tenga claro lo que puede ocurrir si su hijo no toma los medicamentos o no se somete a las pruebas ni a los procedimientos.
  • Si su hijo tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de la consulta.
  • Consulte cómo puede comunicarse con el profesional de la salud fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga dudas o necesite asesoramiento.

Todos tienen una historia

Ver todas las historias de los pacientes